Compartir

Peña Nieto, Rosario Robles y la Federación, prometieron trabajos de reconstrucción en la Montaña de Guerrero tras los huracán Ingrid y tormenta Manuel, pero nunca llegaron

 

Regeneración 14 de septiembre de 2018A cinco años desde el paso de los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel, con consecuencias catastróficas en Guerrero, la zona de la montaña sigue sin ser reconstruida pese a la promesa de Enrique Peña Nieto, Rosario Robles y el gobierno federal.

De acuerdo con La Jornada, Peña Nieto prometió 3 mil 500 viviendas en la zona de la Montaña y ni una sola se construyó y en cambio, sólo se beneficiaron empresas amigas del mandatario federal, así lo indicó Abel Barrera Hernández, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

LEER MÁS:  Guerrero vive una crisis seria, Acapulco está de miedo: Nestora Salgado

“‘Los ganones’ fueron los propietarios de empresas del Estado de México ligadas al Grupo Atlacomulco y de Hidalgo, ‘como el ex secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y Nubia Mayorga, en ese tiempo directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, y su personal, que hicieron un gran negocio en la Montaña’”, dice la nota.

Pese a las ganancias, los trabajos en la zona dejan mucho que desear. “Están mal hechos”, resumió Barrera, “como el caso del puente de Valle Hermoso, la barranca eña y Atecomapa, en el municipio de Acatepec”.

LEER MÁS:  Peña Nieto se queda solo; personal de confianza se irá en cuestión de horas

Otra que prometió en vano fue Rosario Robles, quien anunció una inversión millonaria en escuelas, hospitales y casa que nunca se concluyeron.

“(Ofreció) que en municipios como Tlacoapa habría una inversión millonaria para la construcción de escuelas, que están inconclusas, y un hospital que sigue sin funcionar. Se construyeron algunas casas, muchas de las cuales quedaron a medias’’.

El engaño también fue para las familias que reubicarían por motivos de violencia y cuyos terrenos jamás fueron comprados.

“Los pobladores de al menos 18 comunidades debieron marcharse y en meses recientes ‘tuvieron que regresar, como sucedió en Unión de las Peras, La Lucerna, Filo de Acatepec, El Tepeyac y El Tejocote, municipio de Malinaltepec, debido a que el gobierno no destinó el dinero a la compra de terrenos para su reubicación’”, dice la nota.

LEER MÁS:  Rosario Robles: 'No quiero amnistía, ni que me perdonen de antemano'

Con todo esto es claro que el gobierno federal engañó a los pueblos indígenas de la zona.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook