Compartir

Estudio hidrológico alerta sobre las consecuencias en ríos de Chihuahua y Sinaloa tras derrame de tóxicos y la inacción de autoridades

Regeneración, 10 de junio del 2018. Luego de la tragedia de Urique en donde se reventó la presa de jales en Urique, diversas voces han alertado sobre las consecuencias contaminantes en los ríos que van de Chihuahua hacia la zona norte de Sinaloa.

La zona donde sucede el derrame de contaminantes los cuales se piensa, por la misma manifestación de la empresa, contenían Cianuro y metales pesados, se asienta en la Cuenca Hidrológica R. Fuerte sobre en el acuífero “2501 Río Fuerte”; señala Víctor Molina en su texto “Estudio Hidrológico Derrame Minero Cieneguita LLuvia de Oro”

Molina aclara que el poblado de Cieneguita Lluvia de Oro y la Minera Río Tinto se encuentran en la Subcuenca Hidrologica R.Oteros, pero la presa que derramó sus contaminante se encuentra en la Subcuenca Hidrologica R. Reforma, las dos Subcuencas “R. Oteros” y “R. Reforma” drenan al Río Fuerte y a la Presa Miguel Hidalgo.

La Presa de Jales donde sucede el derrame se encuentra alejada del poblado de Cieneguita y del área de operaciones de la minera, sobre la orilla del Arroyo Cieneguita el cual es un arroyo intermitente que solo lleva agua en época de lluvias.

LEER MÁS:  El escándalo por agua contaminada en bases militares de EU

“En la imagen satelital tomada el mismo dia del derrame se aprecia como un material de color blanco cubre 29 kilómetros del Arroyo Cieneguita hasta llegar cuenca abajo a un tramo donde confluyen arroyos de aguas perennes, las cuales provienen de unos 7 manantiales, uno de ellos es el manantial cercano al poblado San Pablo el cual surte al poblado de Cieneguita de Agua potable, todas estas corrientes bajan prístinas sin contaminación para ser tributarias del Arroyo Cieneguita, Arroyo Churuguayvo y estos a su vez del Río Fuerte”, precisa.

Lo que se identifica es un incumplimiento total por varios años de operación de la Minera de todas las leyes y normativas ambientales, bajo la corrupcion de PROFEPA y la complicidad del Gobierno Estatal, estas mineras Rio Tinto y Días Bras, agrega en un artículo publicado por la Casa de Cultura Celia Hart.

Molina denuncia que “su única medida de contención es poner los desechos peligrosos alejados de las poblaciones principales a los márgenes de arroyos los cuales sirvan como desagües cuenca abajo a las grandes presas sustento de la agricultura en los valles de Sinaloa”.

Para el autor del texto se trata de una “mentira total por parte de las autoridades Federales y Estatales, no se han hecho ningún estudio ambiental, no se han tomado muestras de los desechos y de la calidad del agua en la zona, no se ha hecho estudios de salud a la población, vegetación, fauna y animales domésticos”.

LEER MÁS:  Tolvaneras toxicas por empresa con 60 mil reses en Durango

El gobierno, las autoridades, los ecocidas mineros esperan las lluvias que en esta temporada suelen ser torrenciales para que sus contaminantes los cuales se aprecian mediante imágenes satelitales derramados por 29 km del Arroyo Cieneguita sean eliminados y llevados cuenca abajo a una de las presas más grandes del Noroeste de México.

Denuncia de junio del 2017

“Yo trabaje en esa zona en el poblado de Cieneguita lluvia de Oro vecino de Piedras Verdes en el municipio de Urique, la mina que se encuentra en Piedras Verdes es propiedad del grupo Dia Brass, la mina en Cieneguita es propiedad de Minera Río Tinto la cual no cuenta con ninguna regulación ambiental ni siquiera se encuentra delimitada con malla, se observan contaminantes líquidos lixiviados por toda la zona, costales con productos químicos a la intemperie”.

“Los trabajadores no cuentan con equipo de seguridad, ya no podemos hablar de plantas que traten sus contaminantes para que no sean vertidos de forma bruta al ecosistema, los pobladores mencionan que la presa de jales anteriormente ya se había reventado y al parecer a nadie le importo.”

LEER MÁS:  Urgen aviso a Chihuahua y Sinaloa por ríos con tóxicos de mina de Urique

“La minera solo se limitó según cuentan a pagar a algunos narcos cultivos de amapola dañados y vacas que había muerto por la contaminación, PROFEPA ya ha clausurado esta mina, los pobladores los cuales hablan en voz baja mencionan que la mina está agotando los mantos, en Cieneguita existen semanas en las que el agua no se suerte en el pueblo”.

“Hablar sobre educación ambiental y los problemas que la minería a cielo abierto trae a la salud y los ecosistemas es un gran reto en estas zonas, existen demasiados intereses, los grupos del narcotráfico son contratistas en varias actividades de la minera, también en el gobierno del pueblo.”

“En las noticias se puede verificar la violencia que ha azotado a esa zona, donde trabajadores han sido secuestrados y al igual que los pobladores han quedado en medio de peleas entre el crimen organizado”.

Yo pienso que el agua subterránea debe de tener grandes problemas de contaminación, a estas minas les restan uno 15 años de vida después dejaran a los pobladores viviendo en un ambiente contaminado y dependientes de esta actividad.”

La imagen puede contener: texto

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook