El exgobernador de Chiapas Juan Sabines, es el actual cónsul de México en Orlando y pudo haber usado las empresas fantasma de Duarte para desviar recursos

 

exgobernadores Juan Sabines Guerrero chiapas javier duarte veracruz empresas fantasma

 

Regeneración, 15 de febrero de 2017.- La organización ‘Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad’ presentó una investigación que revela que el Gobierno de Chiapas encabezado por el exgobernador Juan Sabines Guerrero empleó compañías ligadas a la red de empresas fantasma de Javier Duarte, el prófugo exgobernador priista de Veracruz.

Cabe señalar que el exgobernador por el PRD, PT y Convergencia, Juan Sabines, es el actual cónsul de México en Orlando. Cuando fue gobernador de Chiapas pudo usar las empresas fantasma de Duarte para desviar recursos.

Tres de estas compañías ligadas a Duarte obtuvieron contratos por 118 millones de pesos entre 2010 y 2012 para realizar labores de ‘outsourcing’ en el Sistema de Trasportes Urbanos de Tuxtla (SITUTSA), conocido como ‘Conejobús’­, en el que el Gobierno de Chiapas tiene participación accionaria de un 51 por ciento.

LEER MÁS:  UIF rastrea dinero que Lozoya repartió

El llamado ‘Conejobús’, similar al Metrobús de la Ciudad de México, fue creado por Sabines en sociedad con los transportistas con una aportación de más de 120 millones de pesos, para la compra de 90 vehículos.

Desde su inicio de operaciones, en 2010, se contrató a una red de empresas para que realizaran labores de outsourcing.

Dichas empresas, que forman parte de una compleja red de compañías fantasma que comparte socios y domicilios, son las siguientes:

RAVSAN Servicios Múltiples, que recibió más de 68 millones 600 mil pesos. Aportó como domicilio fiscal una humilde vivienda de un piso en la calle Guadalupe 1599, de la colonia Virgilio Uribe, en Veracruz.

Su dueño es Luciano Sánchez Díaz, quien además es socio de Comercializadora Dagú y de Mextic Traffic International SA de CV, otras dos empresas de la red fantasma de Veracruz que juntas obtuvieron contratos en el Gobierno de Duarte por 24.5 millones de pesos. El otro accionista de RAVSAN se llama Eduardo Ravelo López, indica Animal Político.

LEER MÁS:  Andorra investiga a Juan Collado como presunto prestanombres

 

Comercializadora Pagoli, que recibió contratos tanto del Gobierno de Chiapas (27.8 millones de pesos) como del que encabezó Duarte (5.7 millones).

Uno de los socios de Pagoli se llama Esteban Marín del Valle, quien a la vez está asociado en otra empresa con René Felipe Cazarín Escobar, dueño de Cymaned, también empresa fantasma de Veracruz.

Tanto en Pagoli como en RAVSAN Servicios Múltiples, el apoderado legal es César Álvarez Alegría, socio de la empresa fantasma Centro de Recursos de Negocios CERENE SA de CV, a quien Duarte le otorgó contratos por 5 millones de pesos.

 

Corporativo Lizgar, quienes ganaron 22 millones 736 mil pesos. Además de LG Asesores Corporativos SC, uno de sus colaboradores fue quien gestionó el registro legal de la marca Conejobús.