Compartir

El bebé de 11 meses fue motivo de una larga batalla legal para permitir a los padres someterlo a un tratamiento experimental.

 

Regeneración, 28 de julio de 2017.- Luego de 11 meses de vida, el bebé inglés Charlie Gard, falleció, luego de una batalla legal inconclusa con la que sus padres trataban de conseguir que se sometiera a un tratamiento experimental.

Charlie padecía una rara enfermedad genética, el Síndrome de Agotamiento Mitocondrial, una condición rara que disminuye el ADN mitocondrial en tejidos, y poco a poco impide a los músculos y órganos del cuerpo de quien lo padece funcionar correctamente. Esto deriva en que los pacientes dejan de moverse, respirar o tragar por su cuenta.

LEER MÁS:  Para identificar causas de cáncer, crean catálogo de "huellas dactilares"

El caso de bebé Charlie saltó a la fama, porque luego de nacer, empezó a mostrar síntomas de esta condición genética, pero sus padres deseaban someter al pequeño a un tratamiento experimental, mientras el hospital en el que se encontraba el consideraron que era totura innecesaria, pues es una condición terminal.

Tanto Connie Yates como Chris Gard emprendieron una batalla legal contra el hospital para buscar salvar a su hijo, su disputa se prolongó por varios meses, e incluso llegó al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que prefirió no interferir con la decisión de los jueces británicos.

LEER MÁS:  Xavier López "Chabelo" fue hospitalizado para una operación

Durante los meses de vida del bebé, los límites éticos se pusieron en duda y varias personalidades como el Papa y Donald Trump ofrecieron su apoyo para que viajara a Estados Unidos para recibir el tratamiento que es apoyado por otros médicos alrededor del mundo.

Pese a todo, el caso no se resolvió con suficiente rapidez para que el niño fuera sometido al tratamiento y el pasado 24 de julio, los padres del menor decidieron desistir en el pleito legal pues las condiciones de los tejidos del cuerpo de Charlie ya no era apto para recibir el tratamiento.

LEER MÁS:  Sillas de Fisher Price causaron la muerte a 30 bebés

Hoy el pequeño finalmente falleció.

“El niño que ha llegado a todo el mundo ha fallecido hoy. Nuestro precioso hijo se ha ido. Estamos muy orgullosos de el”, dijo su madre.

“No hemos tenido ningún control sobre su vida ni sobre su muerte”, escribieron antes, cuando ni siquiera les permitieron llevarlo a su casa para morir.

Vía Multimedios.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook