Funcionario boliviano deberá llenar cinco cuadernos con palabra que escribió mal

Además de las planas con la palabra «vicepresidencia», el funcionario tendrá que leer un libro a la semana durante tres meses. 

Regeneración, 3 de agosto de 2017.- Un funcionario de la Vicepresidencia de Bolivia fue sancionado por haber cometido un error ortográfico al elaborar fichas para el registro de investigadores de su biblioteca y archivo, donde escribió la palabra «viceprecidencia».

«Lamentamos mucho el error ortográfico que se cometió en la elaboración la ficha de Registro de Investigadores de la Biblioteca y Archivo de la Vicepresidencia, se está subsanando el mismo haciendo que el responsable llene 5 cuadernos de 100 hojas con la palabra vicepresidencia», señaló un breve comunicado emitido por la vicepresidencia del Estado.

LEER MÁS:  Evo Morales denuncia un nuevo golpe de Estado en Bolivia con ayuda de EE.UU.

«Pedimos disculpas a usted y a la población por esta falta que se tuvo, recordándoles que estamos abiertos a una comunicación horizontal donde es importante su opinión», agregó.

Además, el funcionario también recibió otra sanción que, de acuerdo con un medio boliviano, recuerda las amenazas de castigo que hacía el vicepresidente Álvaro García Linera, a los estudiantes de colegio que no sabían datos de la historia boliviana.

«Por el lapso de 3 meses, cada semana, leerá un libro de al menos 400 páginas en horario fuera de oficina”, indicó el comunicado.

LEER MÁS:  Evo Morales denuncia un nuevo golpe de Estado en Bolivia con ayuda de EE.UU.

Cabe mencionar que el vicepresidente del país, Álvaro García Linera, es un intelectual marxista que ha escrito libros sobre teoría política y sociología y pronuncia discursos ante los jóvenes para recomendar la lectura.

Incluso, cuando está ante colegiales, García Linera también examina cuáles son los conocimientos que tienen sobre la historia de Bolivia y los logros del Gobierno del presidente Evo Morales en diferentes áreas, pero sobre todo en la nacionalización del sector petrolero.

 

 

Con información de El Deber Bolivia y El Universal