El mismo software de espionaje usado contra los activistas fue usado también contra Rafael Cabrera, coautor de la investigación sobre la ‘Casa Blanca’ de EPN.

 

espionaje-gob

 

Regeneración, 11 de febrero de 2017.- Al menos tres promotores del impuesto a bebidas azucaradas en 2014 y, el 29 de junio de 2016 fueron espiados con software que sólo puede ser adquirido por el Gobierno de un país y probablemente haya sido el Estado mexicano.

Se trata de Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, como al Dr. Simón Barquera, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública, y Luis Encarnación, director de la coalición ContraPESO.

Todos ellos recibieron ataques similares en método, que coincidían con una conferencia de prensa que dieron sobre lanzar una campaña para aumentar dicho gravamen y pedir rendición de cuentas sobre cómo se estaba usando el dinero recaudado.

El software de espionaje empleado, de nombre ‘Pegasus’, proviene de la compañía israelí NSO Group, indica el sitio de la organización Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), donde se dan detalles puntuales de cómo funciona este programa espía.

El caso fue cubierto también por el New York Times, donde se entrevista al director de R3D, Luis Fernando García. «Es una prueba de que la vigilancia en México está fuera de control», dijo.

 

¿Tuvo relación el Gobierno mexicano?

Hay al menos tres características de este software espía que indican que el gobierno mexicano pudo haber tenido que ver con este hecho:

Para empezar, solamente un gobierno puede adquirir el malware de NSO Group, y está documentado que el gobierno de México es cliente de dicha compañía. Además, la misma infraestructura usada para espiar a los activistas fue usada en contra del periodista Rafael Cabrera, coautor de la investigación sobre la ‘Casa Blanca’ de Enrique Peña Nieto.

Relacionado:

Intentaron hackear celular de periodista que investigó la “casa blanca”

Gobierno mexicano gastó 15 mdd para espiar a periodista: New York Times

Al menos la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Procuraduría General de la República (PGR) y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) han adquirido licencias de uso del malware comercializado por NSO Group.

La R3D y SocialTIC, a través de Access Now, contactaron al Citizen Lab y a Amnistía Internacional para estudiar el caso. La investigación dio como resultado el informe ‘Bitter Sweet: Supporters of Mexico’s Soda Tax Targeted With NSO Exploit Links‘, publicado este sábado 11 de febrero.