El sujeto se dio cuenta que la pequeña había fallecido, trasladó el cuerpo a la avenida 16 de septiembre de la colonia Centro, de dicho municipio, así que se la entregó a su madre, argumentándole que estaba dormida.

 

Regeneración, 20 de octubre de 2017.- Estos hechos se registraron en el mes de mayo del año 2014 sobre la carretera Tepotzotlán, a la altura de la parada de las Golondrinas, en la colonia San José El Vidrio, en Nicolás Romero, en Tlalnepantla, Estado de México.

Samuel Higinio Martínez Méndez fue condenado a sesenta y dos años y nueve meses de prisión por ser responsable de causarle la muerte a su pequeña hija de dos años de edad.

Según esto, Martínez Méndez iba en el transporte público, este viajaba junto a su hija menor de edad; la pequeña se encontraba inquieta, por lo que el hombre la golpeó en varias partes del cuerpo y esto le ocasionó la muerte.

Samuel se dio cuenta que la pequeña había fallecido, trasladó el cuerpo a la avenida 16 de septiembre de la colonia Centro, de dicho municipio, así que se la entregó a su madre, argumentándole que estaba dormida, así lo informa el medio Vanguardia.

Por este delito se inició la carpeta de investigación correspondiente y Agentes de Investigación se encargaron de realizar varias indagatorias que dieron como resultado la detención del hombre, en noviembre de 2015.

Derivado de esto, Martínez Méndez fue ingresado al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Tlalnepantla, quien quedó a disposición de un juez del Distrito Judicial de Nicolás Romero, autoridad que previo proceso legal, le dicto la sentencia.

Además de privarlo de su libertad, el sujeto tendrá que pagar una multa de 264 mil 213 pesos y 147 mil 365 pesos como reparación del daño, además sus derechos civiles y políticos quedaron suspendidos.

 

 

 

 

Instagram