Compartir

Miembros de organizaciones humanitarias, explotaron sexualmente a mujeres en Siria a cambio de comida y transporte.

 

Regeneración, 27 de febrero de 2018.- Aprovechando que podían ayudar con alimentos y transporte, trabajadores humanitarios de la ONU y otras organizaciones en Siria, explotaron sexualmente a mujeres locales, informó la BBC.

Esta no es la primera vez que sucede, hace tres años, salieron a la luz una serie de abusos de varios miembros que trabajan en el terreno, y aunque supuestamente los organismos humanitarios en el terreno se encargaron del asunto e impusieron una política de cero tolerancia, los abusos siguen sucediendo.

El año pasado, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa, por sus siglas en inglés), evaluó la violencia de género en la región y concluyó que la asistencia estaba siendo intercambiada por sexo.

LEER MÁS:  Sujeto desnudo persigue a niña en Ciudad de México

“Había ejemplos de mujeres o niñas contrayendo matrimonio con funcionarios durante un corto período para ofrecer servicios sexuales a cambio de recibir alimentos, distribuidores solicitando los números telefónicos de mujeres y niñas, transportándolas a sus casas “a cambio de algo” o recibiendo distribuciones “a cambio de una visita en sus casas” o “a cambio de servicios, tales como pasar la noche con ellas””, recogió el organismo en el informe titulado “Voces de Siria 2018”.

“Mujeres y niñas sin protección masculina, como viudas y divorciadas, así como mujeres desplazadas internamente, son particularmente vulnerables a la explotación sexual”.

LEER MÁS:  Por megaproyectos, ONU emite recomendaciones a México

Este asunto escaló de tal manera que todas las mujeres que acuden a los centros de asistencia, son estigmatizadas por recibir apoyo.

Danielle Spencer, una asesora humanitaria que trabaja para una organización de beneficencia, supo de las denuncias por un grupo de mujeres sirias en un campamento en Jordania, en marzo de 2015.

“Recuerdo a una mujer llorando en un cuarto. Estaba muy conmocionada con lo que le había pasado. Las mujeres y niñas necesitan protección cuando van a recibir alimentos y jabón y los artículos básicos para vivir. Lo que menos necesitan es a un hombre en el que supuestamente deben confiar y que supuestamente les debe proveer de asistencia pidiéndoles sexo y reteniendo esa asistencia”, contó.

LEER MÁS:  Alarmante crecimiento del hambre en el mundo: 821 millones de personas

Pese a las denuncias, para Spencer, las organizaciones humanitarias han mirado hacia otro lugar, sin prestar atención y sin resolver el problema.

Con la nueva investigación, portavoces de organismos humanitarios indicaron que iniciarían sus propias pesquisas para más al respecto y hacer esfuerzos adicionales para fortalecer las medidas de prevención, los procesos de denuncia y capacitación para los socios locales.

Vía Agencias.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook