IPN desarrolla nuevos materiales para tratar aguas contaminadas

Investigadores del IPN trabajan en la síntesis de materiales híbridos, realizarán pruebas piloto controladas para posteriormente usar los materiales en aguas contaminadas

Regeneración, 16 de enero de 2020. Un grupo de investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) sintetizan nuevos materiales que reaccionen con luz solar o diodos luminosos LED.

El objetivo es que sean utilizados en la degradación fotocatalítica de contaminantes tóxicos presentes en el agua residual, para este proyecto se usan métodos amigables con el ambiente.

FOTOCATALISIS

En la fotocatálisis tradicional se utiliza dióxido de titanio (TiO2) como semiconductor pero sólo absorbe energía en la región ultravioleta (UV) del espectro electromagnético.

Este proceso eleva el costo, por ello especialistas de la ESIQIE desarrollan un método de síntesis para obtener nuevos materiales híbridos fotoactivos.

A través del estudio de la relación polímero/semiconductor en la degradación fotocatalítica de contaminantes, los doctores Ricardo Santillán Pérez, Juan Ramón Avendaño Gómez, Miguel Ángel Valenzuela Zapata e Iliana Fuentes Camargo, encabezados por la doctora Julia Liliana Rodríguez Santillán, trabajan en la síntesis de materiales híbridos que pueda absorber energía visible para realizar procesos capaces de eliminar una gran variedad de compuestos orgánicos.

LEER MÁS:  Casi 80 millones de mexicanos usan Facebook: UNAM

“En el laboratorio de Posgrado de Ingeniería Ambiental de la ESIQIE investigamos el efecto de otros semiconductores cómo óxido de zinc (ZnO) y óxido de cobre (CuO), en la actividad fotocatalítica de los materiales híbridos sintetizados, ya que poco se ha reportado sobre la aplicación de semiconductores diferentes al dióxido de titanio y estudiamos sus propiedades físico-químicas con la finalidad de hacerlos activos a la región visible”, explicó la doctora Rodríguez Santillán.

MATERIALES HÍBRIDOS

Con los materiales híbridos desarrollados por el grupo adscrito a la Sección de Estudios de Posgrado (SEPI), de la ESIQIE, se forman microesferas.

A diferencia de los métodos de filtración o centrifugado, separan los compuestos por medio de decantación y se recuperan de una manera sencilla para ser utilizados en otro ciclo.

Julia Rodríguez, indicó que junto con su equipo de trabajo se realiza la caracterización de las propiedades ópticas, eléctricas y de textura, que influyen en el proceso de remediación del agua, de acuerdo con el tamaño, peso y forma de los materiales utilizados para que den mejores rendimientos, esto a fin de comenzar con pruebas piloto controladas y posteriormente utilizarlas en aguas contaminadas.

LEER MÁS:  Hoy el estado de Tlaxcala también se integra al Insabi
AGUAS RESIDUALES LLEGAN AL MAR O A RÍOS

Ante las alarmantes cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que ha reportado que más del 80 por ciento de las aguas residuales resultantes de actividades humanas se vierten en los ríos o el mar sin ningún tratamiento.

Esta alternativa desarrollada por los científicos del IPN es altamente prometedora, por lo que la doctora Julia Rodríguez no descarta la idea de obtener una patente en un futuro.

“Se ha demostrado que la fotocatálisis puede degradar una gran variedad de moléculas contaminantes desde fenoles, colorantes, cianuros y compuestos orgánicos clorados, hasta herbicidas e insecticidas, así como metales pesados en disolución, como mercurio o plomo, que son reducidos y depositados sobre el catalizador, por ello nos enfocamos a desarrollar la tecnología de la fotocatálisis heterogénea ya que tiene un gran potencial para un futuro sostenible”, destacó la investigadora del IPN.


Orgullo IPN: Los jóvenes politécnicos expresaron su interés para poner su dispositivo, conformado por sensores, al alcance de quienes lo requieran.

Regeneración, 8 de enero de 2020. Alumnos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un dispositivo que ayudará a las personas ciegas a desplazarse mejor con mayor seguridad

LEER MÁS:  Cambio climático amenaza glaciares mexicanos: UNAM

Carlos Manuel Herrera Díaz y Eduardo Daniel Conde Galindo son los alumnoscreadores de este aparato.

Explicaron que el microcontrolador con peso de apenas 300 gramos, consta de tres sensores ultrasónicos que detectan obstáculos.

Además de un sistema de voz que indica a las personas usuarias la distancia a la que están de dichos obstáculos.

LEER MÁS:  Asegura Marina 26 kilogramos de cocaína en Manzanillo

Detallaron que los sensores se colocan en el cuello, debajo de la rodilla y en el abdomen y que están programados para activar sistemas de vibración y de sonidos intermitentes ante la cercanía de la persona usuaria con objetos que le obstruye el paso.

Los estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT) 2 “Miguel Bernard” destacaron que, a diferencia de otros dispositivos que apoyan a personas con discapacidad visual.

cargando...