Japón: pretenden liberar agua radioactiva de Fukushima al mar

Los pescadores de Fukushima y las Asociaciones de la Federación Cooperativa Nacional de Pesca se oponen a la propuesta de liberar agua radioactiva al mar

Regeneración, 24 de diciembre de 2019. El Ministerio japonés de Economía e Industria planteó el lunes la liberación gradual de gran cantidad de agua procesada pero aún radiactiva almacenada en la central nuclear de Fukushima, que fue devastada por un tsunami.

En su propuesta a un grupo de expertos, el Ministerio redujo por primera vez las opciones disponibles a solo esas dos posibilidades.

El objetivo era resolver un creciente problema para el gestor de la planta, que se está quedando sin espacio de almacenaje, pese al temor a una reacción pública negativa. La propuesta preliminar aún debía debatirse.

LEER MÁS:  PAN privatiza el agua en Querétaro, pese a que la Ley lo prohíbe
Agua radioactiva

Casi nueve años después de las fusiones de núcleo en tres reactores de la planta Fukushima Dai-ichi, el agua radiactiva sigue acumulándose por el empleo de este líquido para refrigerar los núcleos de los reactores dañados.

El agua se almacena en tanques para “evitar” que termine en el océano y otros entornos.

Daños a la industria pesquera

Un comité del gobierno lleva años debatiendo cómo gestionar la crisis y tranquilizar a los pescadores y vecinos, que temen posibles efectos en la salud si se libera el agua radiactiva, así como daños a la imagen y la industria pesquera de la región.

LEER MÁS:  PAN privatiza el agua en Querétaro, pese a que la Ley lo prohíbe

Los pescadores de Fukushima y las Asociaciones de la Federación Cooperativa Nacional de Pesca se oponen a las propuestas del gobierno de verter el agua al mar, advirtiendo de un “impacto incalculable en el futuro de la industria pesquera japonesa”.

 

 

Pese a las peticiones de los pescadores, los expertos que han inspeccionado la central, incluidos los del Organismo Internacional de la Energía Atómica, han respaldado de forma reiterada la liberación controlada del agua radioactiva de la planta Fukushima en el mar como única opción realista.