La Covid-19 destruyó mi familia

Regeneración, 15 de mayo del 2021. “La Covid-19 destruyó a mi familia”, la frase describe la realidad a la que se enfrentaron miles de personas a poco más de un año que se declaró la emergencia sanitaria en México y en el mundo.

Uno de ellos es José Chávez, quien perdió a 16 familiares porque se contagiaron del SARS-CoV-2. Entre ellos se encontraba su mamá. Todo sucedió tan rápido que ni siquiera tuvo tiempo de llorarle, pues mientras eso sucedió su papá seguía enfermo en su casa; igual que su hermana. Tampoco pudo sepultarla, por lo que la incineró.

En 2020 un tío lejano falleció de Covid-19 y la mayoría de su familia asistió al funeral, ahí fue donde varios integrantes se contagiaron. Uno a uno sus consanguíneos se infectaron, algunos sobrevivieron, otros no.

Además, tuvo que utilizar sus ahorros para pagar médicos, oxígeno y medicamentos. Aproximadamente gastó 80 mil pesos y otras personas de su familia 200 mil.

Perdí 19 familiares en lo que va de la pandemia

Una situación similar vivió Joe Fusco, un hombre de 49 años que se infectó con este tipo de coronavirus y pasó un mes en una cama con ventilador. Él y 19 familiares contrajeron el virus, los que sobrevivieron se enfrentaron a los efectos secundarios que deja la Covid-19.

La enfermedad mató a su madre, a tres de sus hermanos y a una tía. Sobrevivir a la pandemia que azotó el mundo tuvo su precio, ya que acuden a él y su familia tienen que asistir obligatoriamente a citas médicas, sesiones de terapia física y momentos de agotamiento.

Sólo sobrevivimos mis hermanos y yo

«El coronavirus no es un invento de Bill Gates; no es un invento del gobierno; no es un invento de los Illuminati; el coronavirus es algo que existe», afirmó Sasha Ávila, una joven de 18 años que en cuestión de días perdió a varios de sus seres queridos, víctimas de la misma enfermedad.

LEER MÁS:  Azcapotzalco, Iztacalco y Cuauhtémoc inician vacunación de 40 años

Su abuela de 93 años fue la primera en contraer el virus; luego se contagió uno de sus tíos, de 68 años, porque vivía con la matriarca de la familia. Posteriormente, su mamá y su papá. Ninguno sobrevivió.

Ella y sus hermanos también desarrollaron la enfermedad, aunque por ser jóvenes no fueron casos graves. Ahora Sasha; su hermana mayor de 19 años; otra de 16 y el menor de 12 tendrán que salir adelante solos.

Un virus que fragmenta familias

El SARS-CoV-2 ha cobrado la vida de 220 mil 159 personas mexicanas, de acuerdo con cifras oficiales de la Secretaría de Salud. Sin embargo, el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington estimó que la cifra real de decesos podría ascender a 617 mil 127, es decir, 183 por ciento más que lo reportado por las autoridades. Esto sucede porque el gobierno sólo reporta las muertes que ocurrieron en hospitales.

A nivel mundial son más de 3 millones de muertes causadas por el virus y sus diversas mutaciones.

LEER MÁS:  Dentista de Nuevo León fallece de Covid-19 a pesar de estar vacunado

Las vacunas que combaten la Covid-19 devolvieron la esperanza para varias personas alrededor del mundo, principalmente en aquellos países que son productores; pues los afortunados han vuelto a reunirse con sus seres queridos después de períodos prolongados sin verse por temor a contagiarse de Covid-19 y algunos de ellos van a poder celebrar el Día Internacional de la Familia. Lamentablemente esto no sucederá con toda la población.