Marca Mango plagia diseño de indígenas hidalguenses

Por las redes sociales circula la imagen de una de las nuevas prendas de la tienda española que son sospechosamente parecidos a los bordados tradicionales.

 

Regeneración, 12 de octubre de 2017.- La firma española Mango presenta en su última colección prendas bordadas con uno de los diseños tradicionales de indígenas hidalguenses, y mientras la boutique vende los diseños desde 899 y hasta mil 599 pesos, ni siquiera da crédito de los diseños.

Según se ha señalado en redes sociales, los modelos disponibles en sucursales y tiendas en línea, reproducen el estilo de bordado que se realiza en la comunidad Otomí de Tenango de Doria, Hidalgo.

En dicha comunidad la flora y fauna se plasma en prendas y manteles que se caracterizan por su colorido y variedad de dibujos.

El nombre de estas artesanías tiene su origen en el lugar donde se fabrican; es decir el municipio de Tenango de Doria que tiene una población de poco más de 18 mil habitantes.

LEER MÁS:  Mexicanos se hacen pasar por centroamericanos para pedir limosna

Aunque para para determinar si hubo o no plagio, primero se debe efectuar una valoración jurídica, el estilo es visiblemente parecido.

Anteriormente, la marca de la diseñadora Pineda Covalin, fue acusada de plagiar diseños indígenas para explotarlos comercialmente, si bien los diseñadores de pueden usar o inspirarse en los diseños originales, no pueden acreditarlos como propios.

De acuerdo con Kenia Montiel Pimentel, subsecretaria de Participación Social y Fomento Artesanal de la Secretaría de Desarrollo Social, hasta el momento no hay indicios de que Mango se haya acercado a las autoridades estatales o artesanos hidalguenses para la utilización de las figuras en sus prendas de vestir.

“Muchos pueden estar en el derecho de hacer pasarelas y presentaciones, pero no de acreditarse como suyos los diseños; eso no es posible”, dijo Montiel Pimentel.

LEER MÁS:  Mexicanos se hacen pasar por centroamericanos para pedir limosna

“Es una cuestión de ética, de reconocimiento no sólo al bordado, sino también a toda la cosmovisión y herencia cultural”.

La funcionaria recomendó a los elaboradores originarios de Tenango de Doria constituirse en sociedades cooperativas y solicitar registro de marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), ya que constituye una medida de protección ante el plagio.

Asimismo, dijo la funcionaria estatal, corresponderá al IMPI determinar si Mango incurrió en reproducción ilegal de las figuras tradicionales hidalguenses.

Actualmente hay nueve marcas de tenangos registradas en Hidalgo; mientras, el padrón artesanal lo conforman más de mil 700 bordadores.

Vía El Universal y LSR

Comentar con facebook