Ángel Gael tenía apenas cinco años, su mamá lo llevó al Kinder, que depende del DIF, y se lo entregaron muerto, al parecer se ahogó con una uva y nadie pudo auxiliarlo.

 

Regeneración, 18 de septiembre de 2017.- Ángel Gael García Nájera, de cinco años, entró a la escuela, el Centro Familiar no.9 Francisco Zarco, del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) el pasado 13 de septiembre con vida; horas después, el menor murió de asfixia por comer uvas, padres y familiares acusan negligencia.

Padres, familiares y vecinos del Pueblo de San Juan de Aragón en la delegación Gustavo A. Madero acusan de negligencia a la directora y maestra de la escuela por no actuar con oportunidad ante el ahogamiento del pequeño.

“¡Exigimos que vengan autoridades del DIF y de la SEP a darnos la cara! ¡El Pueblo de San Juan de Aragón unido, pide justicia para Gael¡ ¡Justicia¡ ¡Justicia! ¡Justicia!”, gritaron afuera de la escuela en la que se manifestaron.

“Recibimos una llamada por la mañana a la casa para avisarnos que se había presentado un incidente con el niño; que el niño se había ahogado, pero que ya lo estaban atendiendo. Mi hermana llegó a las instalaciones y le entregaron al niño sin signos vitales. Al llegar a la clínica nos dijeron que ya habían trascurrido 20 minutos del suceso. ¡No hicieron nada!”, narró la madre del menor.

De acuerdo a versiones de la madre del menor, durante la comida, al niño se le dio una uva y está de le atoró en la garganta, provocándole asfixia.

“No le dieron asistencia. Al contrario, lo pusieron sobre un escritorio, es negligencia total. ¿Por qué no lo sacaron del plantel si hay un documento firmado en el que estipula que si algo le pasa al niño, yo doy mi autorización para sacarlo? ¿Por qué no actuaron, por qué no los sacaron?”, gritó el padre del niño, Ángel Alfonso Nájera Gallegos.

La mañana de este lunes, familiares de Ángel Gael bloquearon la calzada San Juan de Aragón y colocaron en el plantel educativo una serie de mantas, fotografías y letreros en donde claman justicia por el menor,, denuncian negligencia por parte de los encargados de la escuela y de las autoridades en la investigación, pues señalan que la escuela continúa con sus actividades normales y no hay ninguna persona detenida.

Vía A fondo Edomex, Excélsior y Radio Fórmula.