Mexicanos contratan televisión de paga por apagón analógico

    apagón-analógico

    La televisión por cable se presenta como una alternativa para sobrevivir al apagón analógico ante aquellos que no han adquirido una televisión digital o no buscan adquirir un decodificador, pero no quieren perderse su programación.

    Televisa y Dish quieren aprovechar los beneficios de la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), prometiendo a millones de mexicanos que no tienen por qué pasar un día sin TV.

    Las compañías están ofreciendo planes destinados a los aproximadamente 3.1 millones de hogares que en dos semanas podrían no sintonizar ningún canal a menos que compren un televisor digital o un decodificador –o se abonen a un servicio de cable o satelital.

    Si bien un televisor digital nuevo puede costar como mínimo 3 mil pesos, Sky VeTV de Televisa busca seducir a los clientes potencialmente afectados por el corte con su paquete de 169 pesos mensuales. No todos los hogares ni aparatos de televisión en un hogar tienen derecho al reemplazo gratuito financiado por el gobierno federal.

    Por su parte, Fernando Borjón, comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), destacó que el próximo lunes 21 de diciembre sesionarán, esperando que para esas fechas se llegue a un 94 de avance en las notificaciones a las televisoras por el apagón analógico.

    «Vamos a sesionar el 21, esperamos que para esas fechas logremos un 94 por ciento de avance; ahorita con los apagones que llevamos determinados ya llegaríamos al 70 por ciento de lo que se ha notificado, de lo que se informa oficialmente a los concesionarios que deben hacer, que deben apagar.

    «Y aquí el tema es legal, la ley nos dice que nosotros debemos de determinar que esas condiciones se han cumplido, y por lo tanto para que esa determinación se manifieste, debe haber una resolución».

    Aseguró que en el IFT siguen comprometidos con el proyecto del apagón analógico, y continuarán sesionando hasta donde sea legalmente posible, y notificando a los concesionarios quién debe apagarse y quién no, dijo Fernando Borjón en entrevista en Fórmula Financiera.

    Esta medida que llega desde el Gobierno Federal es una transición tecnológica muy importante, abundó el funcionario federal; aquí si no hay un decodificador o una televisión digital, no se puede ver la señal. «También creo que por eso está creciendo el número de subscritores en televisión de paga notablemente».

    Por otra parte, el comisionado del IFT dijo que Telcel y AT&T presentaron la información necesaria para poder participar en la licitación de las nuevas bandas de frecuencias para la tecnología 4G. Caso contrario a Telefónica, decisión que correspondería a una situación de carácter estratégico.