Muere el gran muralista revolucionario Diego Rivera

Abandona la escuela a los 16 años y se va a estudiar a Europa. Rivera regresa a México para desarrollar el muralismo tan representativo de nuestro país

Regeneración, 24 de octubre de 2019. En 1957 muere Diego Rivera, destacado muralista mexicano su nombre completo era Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez nació el 8 de diciembre de 1886 en Guanajuato, en el seno de una familia judía.

Siendo muy joven ingresó a la academia de San Carlos.

A sus 16 años abandonó sus estudios, puesto que no concordaba con el sistema de enseñanza de pintura, que sólo estaba dirigida a la reproducción fiel de los objetos.

Por ello, entre 1907 y 1921 decidió estudiar pintura en Europa.

A partir de 1921, de vuelta a México, comenzó una inagotable participación dentro del renacimiento de la pintura mural al lado de otros artistas y patrocinado por el gobierno.

LEER MÁS:  Secretaría de Cultura CDMX lanza #KaraokeVirtual ¡Participa desde casa!
El primer mural de Rivera primer mural fue «La creación» (1922), en la Escuela Nacional Preparatoria.

Según información del sitio “biografiasyvidas.com”, las obras de entonces de Rivera reflejan su interés por el cubismo sintético.

Esto como es el caso de “El guerrillero” (1915), corriente que aprendió de su estancia parisina, lo mismo que mostró gran admiración por los fresquistas del Quattrocento, como Giotto.

Diego se sintió muy cercano a los ideales revolucionarios, más aún cuando su trabajo lo realizó en un momento en que la Revolución Mexicana parecía consolidada.

Esto fue apoyado por su colega David Alfaro Siqueiros y juntos profundizaron en el arte maya y el azteca.

LEER MÁS:  “Contigo en la distancia” desde la Secretaría de Cultura

Ambos lograron la fundación del sindicato de pintores, así como consolidaron el movimiento muralista mexicano, de profunda raíz indigenista.

Además, Rivera fue uno de los organizadores de la Unión de Trabajadores Técnicos y Plásticos, lo mismo que de los fundadores del Partido Comunista mexicano.

La historia de su país quedó impregnada en techos y paredes de edificios públicos.

De 1923 a 1926 realizó los murales de la Secretaría de Educación.

Su obra maestra, “La tierra fecunda” (1927), en la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo, habla del proceso biológico del hombre.

Rivera se centró en la pintura de paisajes y retratos, también se destacó por ser un ensayista muy polémico, ya que publicó junto a André Breton el “Manifeste pour l’Art Révolutionnaire”.

LEER MÁS:  Festival de cine de Cannes se pospone por Covid-19

Uno de sus legados fue una colección de figuras prehispánicas que instaló en su casa museo, llamada el “Anahuacalli”.

Sus últimas obras las realizó en mosaico de piedras naturales, como las del Estadio de la ciudad universitaria, y en el Teatro Insurgentes.

El 29 de julio de 1955, casi un año después de la muerte de Frida Kahlo, Diego Rivera contrajo matrimonio por cuarta vez, con Emma Hurtado.

Ella permaneció al lado de Rivera hasta su muerte, que sucedió el 24 de noviembre de 1957 en la Ciudad de México.

cargando...