Compartir

Atender opinión pública y de especialistas, reubicación de murales SCOP debe estar fundamentado en estudio estético, histórico y científico

EPSON MFP image

Regeneración, 13 de abril del 2018. En diversos medios de comunicación se ha retomado la polémica en torno a la reubicación de los murales del Centro SCOP -Secretaría de Comunicaciones y Transportes-, toda vez que Gerardo Ruiz Esparza anunció que dichos murales serían trasladados al nuevo aeropuerto. Por lo cual diversas voces, entre ellos investigadores de la UNAM señalan que deben conocerse la documentación sobre el estado que guardan dichas obras y debe escucharse la opinión pública y de especialistas. Insisten en mantener la unidad estética de la obra.

En este sentido el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, se pronunció señalando:

“En días pasados, conocimos por la prensa el anuncio del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informando a un grupo de legisladores de dos partidos políticos que los murales del edificio central de esa dependencia, ubicado en la esquina de Eje Central y Xola, serán desmontados para llevarlos al futuro aeropuerto de la Ciudad de México.”

Agregaron que “dicha información coincide con la propuesta de reubicación que se exhibe en una galería privada y en la que participan distintos artistas”.

LEER MÁS:  Diego Rivera, 61 años después es un comunista en los billetes mexicanos

A este respecto, el Colegio de Investigadores del Instituto de Investigaciones Estéticas, en su sesión del 6 de abril de 2018, resolvió manifestar de manera pública lo siguiente:

Murales SCOP una obra singular y relevante 

“El Conjunto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, edificado entre 1952 y 1954 y diseñado por Carlos Lazo, Augusto Pérez Palacios y Raúl Cacho, con los murales  de José Chávez Morado, Juan O’Gorman, Jorge Best, Arturo Estrada, Luis García Robledo, José Gordillo y Guillermo Monroy,  así como las esculturas de Francisco Zúñiga y Rodrigo Arenas Betancourt, es una obra singular y relevante del arte y la cultura de México en el siglo XX”, puntualizaron.

Especifican los investigadores de la UNAM, que “el proyecto es testimonio de las expectativas de planificación y desarrollo que guiaron la política mexicana en aquella época.”

Además,  “por sus características arquitectónicas y estéticas ha sido catalogado en la  Relación del INBA de Inmuebles con Valor Artístico, y como  Inmueble Afecto al Patrimonio Cultural urbano por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México”.

El Centro SCOP, culminación del muralismo mexicano

LEER MÁS:  Diego Rivera, 61 años después es un comunista en los billetes mexicanos

“El llamado “Centro SCOP” es una de las realizaciones más significativas de la corriente artística que promovió la integración plástica, una filosofía estética y constructiva que atraviesa lo urbano, lo arquitectónico, lo escultórico y lo pictórico, y que a su vez culmina un largo proceso teórico que caracterizó al muralismo mexicano”, indicaron los investigadores de la estética.

Puntualizaron que los murales que lo decoran “se concibieron en concordancia plena con el proyecto arquitectónico del edificio”.

Indicaron que sería difícil conservar o actualizar su valor como patrimonio cultural o artístico en un entorno arquitectónico distinto y en el que su función no podría ser equivalente a la original.

La conservación de los murales debe considerar la idea de integración plástica como parte del valor patrimonial del conjunto, señala el pronunciamiento del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM.

El divorcio físico espacial respecto al lugar de origen alteraría en forma negativa el conjunto y está expresamente desaconsejado por todos los documentos normativos y éticos que se refieren al patrimonio, indicaron.

Subrayaron que cualquier proyecto debe considerar el paisaje urbano de la zona donde se ubica el conjunto en la actualidad como parte del patrimonio cultural.

LEER MÁS:  Diego Rivera, 61 años después es un comunista en los billetes mexicanos

“Los murales y las esculturas, conjuntamente con el edificio, tienen un programa integral y un discurso que debe tomarse en cuenta, evitando su fragmentación o la alteración radical de su lectura.”

La propuesta de los investigadores

“Proponemos que se defina un periodo razonable para atender propuestas fundamentadas de la sociedad civil y los especialistas”, señalaron.

Dicho proceso debiera estar “bajo la organización de las autoridades culturales del Gobierno de la República”, puntualizaron

Para ello, sería necesario:

-“Que la SCT hiciera pública la documentación completa sobre el estado de conservación actual del inmueble, especialmente desde el punto de vista estructural”.

-“Requeriría permitir el acceso a los expedientes históricos relativos a la construcción del Centro SCOP”.

Finalmente los investigadores de la UNAM señalaron:

“Proponemos que todos los proyectos de conservación vayan precedidos siempre por el estudio estético, histórico y científico que debe darles fundamento, y que se publiquen acompañados de  especificaciones técnicas que permitan evaluarlos”.

El pronunciamiento fue firmado por Renato González Mello, Presidente del Colegio de Investigadores del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook