N. León: Reintegran a alumno expulsado por tener un tío homosexual

Estudiante regresa a sus clases y la Secretaría de Educación estatal ofrece una disculpa e investiga a la directora del plantel


Regeneración, 7 de noviembre del 2019. El estudiante que fue expulsado de una secundaria del municipio de Apodaca, Nuevo León, por vivir con un tío homosexual, ya fue reintegrado a sus actividades escolares.

Así lo informó la Secretaría de Educación de Nuevo León (SE) mientras que señaló que ya se está investigando a María Del Carmen Rodríguez Lucio, directora del plantel.

Asimismo, ofreció una disculpa al menor y a la familia por los hechos.

Mediante un comunicado, la SE informó que a partir de este miércoles, “el alumno fue reintegrado al mencionado plantel de forma regular”.

Como se dio a conocer, después de varios actos de acoso por parte de la directora, el estudiante fue dado de baja del plantel sin motivos suficientes.

La directora criticó que el tío estuviera bajo la tutela del estudiante pues, dijo, por ser homosexual no debería hacerse cargo del estudiante.

Luis Miguel, el tío del joven de 14 años, interpuso una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Según el denunciante, después de múltiples reportes y acoso de parte de la directora, el estudiante fue expulsado porque “pateó una botella de plástico y estuvo a punto de pegarle a un compañero”.

En su pronunciamiento, la Secretaría de Educación informó que la Dirección de Relaciones Laborales de esa dependencia inició una investigación sobre los hechos.

Por esta razón mandó citar a la directora a dar la versión sobre lo acontecido.

Detalló que tanto el personal del Departamento Psicosocial para la atención, sensibilización y orientación de la comunidad educativa, como la Procuraduría de la Defensa del Menor, han tomado el caso del estudiante, con la intención de proteger su integridad y derechos.

“Esta Secretaría condena enérgicamente todo tipo de discriminación y violación a los derechos humanos y de la niñez bajo cualquier faceta, y ofrece de antemano una disculpa al menor y su familia por lo acontecido”.

 

________________________________________________________________________

Nuevo León, directora  M. del Carmen Rodríguez Lucio, secundaria 12 de Apodaca, hostilizó al estudiante hasta darlo de baja. Además le retiene documentos

Secundaria de Apodaca, viola derechos humanos
Secundaria de Apodaca, viola derechos humanos

Regeneración, 6 de noviembre del 2019. Nuevo León: dia 31 de Octubre 2019, la directora Maria Del Carmen Rodriguez Lucio de la secundaria #12 Miguel Ángel Granados Chapa (T.Vespertino) decidió dar de baja a mi sobrino (hijo de mi prima y el cual omitiré su nombre por seguridad del mismo).

LEER MÁS:  Después de 30 años, captan a ciervo ratón en Vietnam, lo creían extinto

Es así como inicia la denuncia en la cual la autoridad educativa de Nuevo León agrede a un menor neoloense, lo expulsa e incluso le retiene la documentación.

El tío el menor señala que la expulsión se dió «alegando distintas razones sin fundamentos para llevar a cabo la baja».

«Pero haciendo énfasis en que yo no debería hacerme cargo del niño, debido a que soy homosexual.

La directora estuvo detrás de mi sobrino en muchos momentos, constantemente lo acosaba y esperaba cualquier acto por parte de el para atacarlo.

Después de estar en esa secundaria por un largo tiempo, hace dos meses me mandaron llamar por primera vez.

Por una diferencia entre ella y mi sobrino, mencionaba que mi sobrino le había contestado de una manera grosera.

A lo que yo le pregunté qué era lo que él había dicho.

La directora me comentó que lo había regañado y lo amenazó con llamarme, a lo que mi sobrino le respondió, «Si marquele, el esta ahi en la casa».

De ahí me marcaron para que acudiera con urgencia, por lo que yo pense que habia sucedido algún accidente.

Al acudir al plantel, me acompañó mi pareja y la directora al percatarse de eso, le pidio a mi pareja que se retirara de la dirección, que solo quería hablar conmigo.

Homosexualidad el conflicto

Ahí inicio el asunto.

Me dijo que mi sobrino respondió así porque quizás tenia conflicto con mi homosexualidad e incluso que yo podía volverlo gay y eso era malo.

Claro está que quede sorprendido con lo que la directora me estaba diciendo y tuvimos un acalorado debate acerca del asunto.

Me dijo que yo no podia tener pareja, comparando la situación con los casos de madres «que meten a la casa a sus novios».

Ella mencionó que quería los papeles legales de la tutoría, a lo que le respondí que era muy complicado.

La patria la tiene mi tía pero yo decidí apoyarla haciéndome responsable de mi sobrino, hace más de un año.

Entonces ella (la directora) pidió hablar con mi tia pero ella se encontraba en ese momento en Estados Unidos.

El caso legal de los hijos de mi prima es muy complicado y difícil de explicar.

Al finalizar la reunión, mi sobrino le pidió disculpas pero yo sabia que eso no terminaria asi.

A partir de ese momento se convirtió en una caza de brujas para mi sobrino.

Por cualquier motivo lo regañaba y le decia que queria hablar con mi tia porque el no deberia vivir conmigo,

Pasaron unas semanas y mi sobrino llego con un reporte de conducta a la casa.

Cual fue mi sorpresa al ver el motivo del reporte, ya que el alegaba que no había hecho nada malo. 

Me contó que la directora sacó a varios alumnos del salon por traer el celular pero lo miro a el y también y decidió sacarlo.

Mi sobrino no tiene celular. A él lo regañó porque traia el suéter amarrado a la cintura.

Mi sobrino le dijo que lo traía así porque se le había descompuesto el cierre y se estaba cubriendo.

La directora le checó el cierre y le dijo que eso era mentira así que le puso el reporte. 

Cabe destacar que a los demás alumnos no los reportó.

Yo considero que ella juzgó el hecho de que el tuviera el suéter amarrado de esa forma como una actitud femenina.

Fue ahí donde me di cuenta que esto no iba a mejorar, con el paso del tiempo se volvió más intransigente con mi sobrino.

A cada momento le pedía que yo acudiera a la secundaria

y yo sinceramente evitaba una reunión mas porque estaba consciente de que su problema era conmigo

Tenia miedo a que tomara represalias contra mi sobrino.

Solo me quedaba decirle que procurara no hacer nada frente a la directora para que ella no tuviera la oportunidad de reprenderlo.

O sea básicamente yo le decía «ni te muevas porque ella lo va a percibir como algo negativo».

El caso llego a su fin la semana pasada, mi sobrino estaba en el descanso «pateo una botella de plastico y estuvo a punto de pegarle a un compañero».

La amenaza fue sencilla por parte de la directora, tenia que ir mi tía o yo a hablar con ella o sino lo iba a dar de baja y cambiarlo de secundaria.

Precisamente la semana pasada regreso mi tia de EU, por lo que le conte la situacion para que esta vez ella acudiera.

Mi tía acudió a la cita y la directora le dijo que mi sobrino tenía pésima conducta y ese era motivo de baja.

Aún cuando el no tiene mas que un reporte (del suéter) y ninguna suspensión.

Además se tomó la molestia de decirle que mi sobrino ya era gay.

Que no debía seguir viviendo conmigo porque yo hacía fiestas con hombres en mi casa y nos embriagamos.

LEER MÁS:  N. León: Expulsan alumno de la secundaria por tener un tío homosexual

Dejando el mensaje implícito de que yo pervierto a mi sobrino.

Por último dejó claro que ya no quería a mi sobrino en su secundaria y que lo cambiáramos porque lo iba a dar de baja.

Ahora el caso es que mi sobrino ya no puede acudir a esa secundaria.

Le retiro sus libros e incluso la directora no quiso darnos la baja formal «por que la copiadora esta descompuesta»

y ella piensa enviar directamente los papeles a la secundaria que lo acepte.

Quedando en sus manos el futuro escolar de mi sobrino.

Me parece una injusticia que por decisión de una directora llena de prejuicios y sin fundamentos, le niegue a mi sobrino su derecho a continuar estudiando.

El derecho acudir a la institución donde ya había formalizado vinculos y quedando a la espera de que sucederá con su futuro escolar.

Cabe destacar que no había yo alzado la voz por temor a la represalias contra mi sobrino.

Del cual es mi responsabilidad su estabilidad física, mental, emocional y su seguridad, como su tutor aunque no sea legalmente

Estoy seguro que no soy el primer caso en México con esta situación.

Y la otra razón es por el hecho de estar cansado física y emocionalmente de tener que pelear siempre por este tipo de situaciones discriminatorias.

Pelear contra los prejuicios de gente ignorante.

Pero no hacer la denuncia y quedarme callado va totalmente en contra de mi persona.

Somos hijos de la negligencia de los sistemas que operan por encima de nosotros.

Sistemas que dejan apertura a estos conflictos y no protegen ni cubren las necesidades de la población.

Por lo que nosotros debemos actuar.

Exijo que mi sobrino sea restituido en la secundaria.

cargando...