Narcos que reclutan por Facebook son los más letales

Narcos que reclutaban por Facebook incineraban a quienes rechazaban ingresar al CJNG. 

Regeneración, 29 de julio de 2017.- Con engaños, la célula que se encargaba de los campamentos de adiestramiento en Tala y reclutaba a personas para obligarlas a integrarse al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), es calificada como la más sanguinaria por la Fiscalía General del Estado de Jalisco.

En las últimas semanas, cuatro personas reportadas como desaparecidas fueron localizadas por los operativos desplegados en la zona, así como otras cuatro que fueron privadas de su libertad y obligadas a entrenarse en el manejo de armas y tácticas de combate y defensa.

El fiscal, Eduardo Almaguer, dijo que las investigaciones comenzaron el mes pasado, luego de que se reportara la desaparición de seis personas que acudieron a entrevistas de trabajo publicadas en Facebook, donde se les ofrecían 4 mil pesos semanales y un entrenamiento previo en Tala.

LEER MÁS:  Video: Así fue el ataque armado contra pizzería en Ciudad Juárez

Almaguer explicó que las personas torturadas y algunos, incluso, debieron presenciar el asesinato de otras personas.

Luego de los operativos, se logró la detención de 16 miembros del cártel, entre los que se encuentra un hondureño de nombre Samuel “N”, quien supuestamente era el encargado de descuartizar a quienes no se integraban al CJNG, para después incinerarlos.

Aparentemente, eso les habría ocurrido a tres personas cuyos restos fueron localizados la semana anterior en uno de los campamentos.

A esta célula también se le acusa de la emboscada y asesinato de cuatro soldados ocurrida en mayo de 2014 en Huachingo.

LEER MÁS:  Cae el Tigre, comandaba al CJNG en la zona petrolera de Veracruz

Además, la Fiscalía informó que esta célula también está relacionada con el robo de combustible. 

Mencionó que está conformada por un cabecilla, un contador, escoltas del cabecilla y “puntas”, que son quienes se adelantan a tomar cada plaza.

Además, están los huachicoleros, que tienen su propia red de vendedores: delegados en varios municipios, que se encargan de vender droga, y una red de halcones que proporcionan información.



Con información de El Universal