Compartir

Los exámenes de admisión a las universidades públicas de México, más que ser filtros para admitir a “los mejores”, existen porque no hay suficientes lugares, explica Pablo Gómez

 

Regeneración, 31 de marzo de 2018.- “No hay contradicción entre el tamaño y la calidad de la educación”, recordó Pablo Gómez, el prominente experredista que ahora apoya el proyecto de nación de Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena a la presidencia de México.

Pablo Gómez retoma la idea de Pablo González Casanova, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de Manuel Pérez Rocha, fundador y coordinador del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), en la década de los setentas.

LEER MÁS:  Anuncian desaparición del PRD; se convertirá en otro partido en 2019: Jesús Zambrano

Pablo Gómez, en su columna en Proceso indicó lo anterior para argumentar que los exámenes de admisión a las universidades públicas de México, más que ser filtros para admitir a “los mejores estudiantes”, existen porque no hay suficientes lugares.

“Si todos los aspirantes obtuvieran calificación de diez, de cualquier forma no podrían ingresar porque no hay lugares suficientes”, argumenta Gómez, y agrega que realmente no existe una calificación aprobatoria en estos exámenes.

La discusión sobre este tema se abrió cuando López Obrador apareció en el debate de Milenio TV. En esa ocasión AMLO había dicho que el examen de admisión a la UNAM era “una mentira”.

LEER MÁS:  Peña tiene hasta el sábado para promulgar ley que prohíbe a funcionarios ganar más que el presidente

Opinadores políticos opositores al tabasqueño, como Guillermo Sheridan, criticaron lo dicho por Obrador argumentando que es sólo una “utopía”.

Sin embargo, en Francia, desde tiempos de Napoleón, todo aquél que apruebe el examen para el Liceo puede ingresar a la universidad. Esto está a punto de cambiar con el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, quien tiene una marcada agenda neoliberal.

Cabe recordar que el proyecto de Morena se constituyó como una alternativa al modelo neoliberal, modelo que se ha intentado implementar en México desde hace sexenios con resultados que los mexicanos pueden observar actualmente.

El proyecto de AMLO tampoco “obliga” a nada a las instituciones educativas autónomas, las cuales no tienen otra política que la de admitir a todos los que quepan en las aulas.

LEER MÁS:  Se hará un listado para saber qué presos políticos recibirían amnistía: Olga Sánchez

Lo que propone obrador tampoco es nuevo; se ha venido planteando desde hace 50 años, recuerda Pablo Gómez.

¿A qué problemas se enfrentaría el Estado al aumentar los espacios educativos? El primero es el presupuesto y el segundo es preparar a los profesores y organizar la docencia, explica.

“Una revolución educativa puede estar por empezar si se defiende con firmeza el planteamiento de que la educación es un derecho de todos los niños, niñas y jóvenes, que el Estado debe garantizar”, concluye su artículo.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook