Personas con el hábito de fumar más propensas a perder la vista

«Las personas saben de manera regular el vínculo entre fumar y el cáncer, pero desconocen el impacto de este hábito en sus ojos”

Regeneración, 3 de julio del 2019. Millones de personas en el Reino Unido están poniendo su capacidad visual en riesgo debido a que persisten en el hábito de fumar, advirtieron este día especialistas.

Pese a esta conexión clara, sólo una de cada cinco personas reconoce que el hábito de fumar puede conducir a la ceguera, reveló un sondeo de la Asociación de Optometristas (AOP), citada por la plataforma de radio y tv británica, BBC.

Las personas que fuman resultan mucho más propensas a perder la vista en comparación con quienes no tienen ese hábito, dijo el Real Instituto Nacional de Ciegos (RNIB, por sus siglas en inglés).

LEER MÁS:  Volkswagen se electrifica, público podrá reconvertir su vocho

Esto es debido a que el humo del tabaco puede causar y empeorar numerosas condiciones visuales.

El humo del cigarro contiene tóxicos químicos que pueden irritar y dañar los ojos.

Por ejemplo, los metales pesados, como el plomo y el cobre, pueden concentrarse en los lentes –la córnea transparente ubicada detrás de las pupilas y llevan rayos de luz al foco- y causan cataratas, donde las lentes se hacen nubosas.

El hábito de fumar puede hacer que los problemas de visión relacionados con la diabetes, empeoren al dañar los conductos en la parte posterior del ojo (la retina).

LEER MÁS:  Científicos descubren ‘por error’ sustancia que podría neutralizar el VIH

Los fumadores resultan hasta unas tres veces más proclives a la degeneración macular relacionada con la edad –una condición que afecta la visión central de las personas, lo que significa que pierden la capacidad para ver detalles finos.

Pero además las personas que fuman son 16 veces más propensas que los no fumadores a desarrollar una repentina pérdida de visión causada por neuropatía óptica, cuando el suministro sanguíneo a los ojos se bloquea.

En la encuesta hecha a 2,006 adultos, 18 por ciento dijo en forma correcta que el fumar eleva el riesgo de ceguera o pérdida de visión, mientras que tres terceras partes (76 por ciento) sabe que el hábito de fumar está vinculado al desarrollo del cáncer.

LEER MÁS:  Suicidio, desmitificar, conversar y salvar vidas: OMS

La AOP recomienda que el dejar o el evitar el hábito de fumar es una de las mejores medidas para proteger la vista, junto con el hábito de acudir al oftalmólogo.

Aishah Fazlanie, optometrista y consejero clínico y regulatorio de AOP, dice: «Las personas saben de manera regular el vínculo entre fumar y el cáncer, pero muchas personas desconocen el impacto de este hábito en sus ojos”.

cargando...