Por neoliberalismo faltan 200 mil médicos, AMLO rescata la salud

Salud. Neoliberalismo por 36 años. AMLO anuncia rescate de salud: Que no falten médicos ni medicinas, infraestructura y basificación del personal

Regeneración, 13 de julio del 2019. Salud. Neoliberalismo, política económica que por 36 destruyó el país y ocasionó la carencia de médicos y medicamentos en todo el país.

Por medio de las redes sociales abundó en el tema, en el marco de la visita que hizo a la comunidad médica del Hospital Rural de Villamar en Michoacán.


Palabras de AMLO en Villamar, Michoacán:

Y me da gusto estar con ustedes porque venimos a supervisar todo lo relacionado con la salud.

Decía Madero, cuando enfrentó a Porfirio Díaz utilizando una frase bíblica, decía: ‘El pueblo tiene hambre y sed de justicia’.

Como ejemplo, no había medicinas en los centros de salud, en los hospitales, y sigue sin haber, desde luego, pero ¿saben que había presupuesto suficiente?, 90 mil millones el año pasado para compra de medicamentos.

Pero tres empresas vendían el 70 por ciento de todos los medicamentos; era un monopolio que tenía el negocio de la compra de las medicinas y se robaban el dinero de las medicinas. Pues eso ya se acabó.

Desde luego hay resistencias, pero ya nos ve a permitir la corrupción en la compra de medicamentos.

Podría hablar yo más sobre esto, pero vinimos al tema de salud.

Decirles que vamos a atender el grave problema de la salud.

Ya hemos dicho en otras ocasiones, repito ahora, se habló mucho del problema educativo, de la mal llamada reforma educativa, hubo polémica, se dividió al pueblo, unos a favor, otros en contra, y se abandonó hasta la discusión, hasta la polémica, hasta el debate en lo relacionado con la salud.

Y desde mi particular punto de vista está peor el sistema de salud que el sistema educativo, nada más que el sistema educativo se politizó porque se aplicó la mal llamada reforma educativa y no se hablaba de lo que estaba sucediendo en el sistema de salud.

Aquí me entregó el doctor Alcocer un dato que explica cómo nos dejaron el sistema de salud nacional, es un dato revelador del abandono a la salud, como el abandono a la educación, como el abandono al campo, como todo.

Pero en materia de salud, miren, hay 270 mil médicos, para ser exactos 270 mil 600 médicos generales en el país, 270 mil 600 médicos generales en el país.

Debemos de tener, de acuerdo a la norma internacional, 393 mil 600.

Es decir, nos faltan 123 mil médicos en el país.

¿Por qué este faltante de médicos?

Porque no aceptaban a estudiantes de medicina en las universidades, los rechazaban.

Todavía en el último examen en la UNAM presentaron para ingresar a medicina, en la UNAM, 13 mil 711 aspirantes, ¿y saben cuántos ingresaron?, 211, ¿cuánto ingresaron en este caso?, el dos por ciento.

Entonces, por eso el rezago.

Nos faltan médicos generales, nos faltan especialistas.

Tenemos que resolver el problema de salud y entonces hemos decidido crear el Instituto de Salud para el Bienestar. Y se va a manejar todo el sistema de salud en dos grandes vertientes:

Primero, la atención médica a los asegurados, los que ustedes llaman el sistema ordinario del IMSS y del Issste, eso continúa, IMSS, Issste continúa para asegurados.

Y se va a crear, ya está en trámite la nueva ley de salud para constituir el Instituto de Salud para el Bienestar, que va a atender a la población que no tiene seguridad social, es decir, que no es derechohabiente, la población abierta, la población más desprotegida, la más pobre.

Esos dos campos son los que tienen que ver con la salud pública.

En el caso del programa IMSS-Bienestar va a continuar atendiendo a población abierta, así como se creó. Conozco bien este sistema porque se inició hace 40 años, 1979, y en ese entonces yo era director del Instituto Nacional Indigenista y delegado de Coplamar en Tabasco cuando inició este sistema.

Lo conozco muy bien desde hace 40 años. Fue cambiando nada más de nombre, primero era IMSS-Coplamar porque así nació, luego IMSS-Solidaridad, luego IMSS-Oportunidades, luego IMSS-Prospera y ahora IMSS-Bienestar, espero lo que queremos es que este programa se fortalezca.

Estoy haciendo un recorrido con los servidores públicos del sector salud por 80 hospitales de IMSS-Bienestar que atienden a más de tres mil unidades médicas rurales. Este sistema continúa, no se va a desaparecer -eso es lo primero que quiero aclarar, porque empiezan a correr rumores y es mejor informar de manera directa- continúa este sistema y se va a mejorar.

El Instituto de la Salud para el Bienestar va también a ayudar en el caso del IMSS-Bienestar, este instituto va a definir las políticas, es decir, va a definir las normas.

Eso es lo que va a hacer el instituto y se va a ocupar de manera directa de cuatro acciones el Instituto de la Salud para el Bienestar, esta nueva institución:

Primero, que no falten las medicinas, que se compren de manera consolidada todas las medicinas y los materiales de curación, porque les decía yo, hay presupuesto, 90 mil millones de pesos, pero abusaban, cobraban doble, triple por las medicinas los proveedores, todo esto por la corrupción y el influyentismo.

Ahora, por eso me acompaña aquí la oficial mayor de la Secretaría de Hacienda, porque ella es la responsable de las compras consolidadas en el gobierno.

Todo esto se está centralizando para ahorrar.

¿Saben cuánto compra el gobierno de medicamentos, de combustibles, las compras en general del gobierno?

Son de un billón de pesos.

Con Raquel Buenrostro que es la oficial mayor, tenemos un acuerdo de apoyarla en todo, que aguante todas las presiones y amenazas, porque son muchos los intereses creados, porque vamos a ahorrarnos cuando menos el 20 por ciento este año, esto es 200 mil millones de pesos que se clavaban, para decirlo con toda claridad con toda claridad.

Y ya en estos siete meses, ya llevamos ¿cuánto, Raquel? 113 mil ahorrados, o sea, que sí vamos a llegar a finales de año a la meta.

Entonces, se van a comprar los medicamentos y se van a distribuir los medicamentos.

Les hablaba yo que ya no va a haber cuadro básico, porque ahí hay una gran injusticia. El cuadro básico para el sistema ordinario tiene más claves o más medicinas, ya el cuadro básico para este hospital ya tiene menos claves, menos medicinas, y el cuadro básico para las unidades médicas rurales está totalmente reducido.

No puede haber enfermos de primera, de segunda y de tercera. No puede haber mexicanos de primera, de segunda y de tercera. Ya no va a haber eso. Todas las medicinas que se requieran. Ese es el compromiso que estamos haciendo.

Lo segundo es que no falten los médicos, las enfermeras en los hospitales, en las unidades médicas y que el que trabaje en hospitales más apartados, rurales, gane más, si es especialista, si es médico general, que el que trabaja en Morelia o en Guadalajara.

¿Qué pasa?

Ahorita el médico director del hospital hablaba del hospital de Guadalupe Tepeyac, allá, en Las Margaritas, él estuvo allá, estamos hablando en Chiapas, de las zonas más pobres, apartadas, marginadas, de México, pues no quieren ir los especialistas allá, quieren estar en Tuxtla, quieren estar en San Cristóbal y no van allá.

Entonces, está bien, que se queden en Tuxtla, que se queden en San Cristóbal, pero el que vaya al hospital de Guadalupe Tepeyac va a ganar más que los especialistas que trabajen en las ciudades.

Vamos a tener cuidado de que no falten los médicos, que no falten las enfermeras, ustedes ya saben lo que está sucediendo, no hace falta aquí decirlo, el director lo explica, me lo dicen los médicos.

Porque son honestos, hay a veces sólo un turno, no se puede enfermar la gente por la noche, por la madrugada, los fines de semana, ya sabemos pues lo que está sucediendo, eso se va a corregir.

Lo tercero es la infraestructura.

Este hospital se construyó en 2010, pero el de Guadalupe Tepeyac lleva 35 años y otros llevan 40 años, y tienen problemas, les falta mantenimiento, y las unidades médicas rurales mucho más, porque esas se hicieron hace 40 años y con material prefabricado.

Así, les digo que conozco la historia, porque se hicieron en seis meses más de tres mil, había un médico y dos auxiliares que todavía deben estar ahí. Bueno, entonces, esas unidades médicas requieren mucho mantenimiento. Es la tercera atención.

Y la cuarta atención en materia de salud es la regularización de todo el personal de salud.

Porque hay 80 mil trabajadores de la salud que están contratados por honorarios o son eventuales.

Hay quienes llevan hasta 15 años trabajando por contrato o como eventuales. Se va a regularizar esa situación.

No lo vamos a poder hacer de la noche a la mañana, pero mi compromiso es que se van a basificar todos los trabajadores de la salud en el país. Por eso esta visita que estamos haciendo.

Como estoy escuchando unos gritos por allá, le quiero contestar, porque alcanzo a oír, estoy muy bien de mi oído, de mis oídos.

Sobre el aumento de las gasolinas, yo hice el compromiso que no iban a aumentar las gasolinas ni el diésel ni el gas y la luz, y lo estoy cumpliendo.

Nada más para que no haya desinformación, les puedo probar que no han aumentado en términos reales los precios de las gasolinas, del diésel, del gas y de la luz, y que nos vayamos respetando.

Yo no soy igual a los anteriores, yo sé que ustedes tienen simpatías por algunos, pero mientras yo sea presidente no van a haber gasolinazos.

¿Se acuerdan lo de los gasolinazos o ya se les olvidó?

Ah, bueno. Eso ya no va a volver a suceder.

Me dio mucho gusto estar aquí con ustedes en Villamar.

LEER MÁS:  Tribunal electoral rechaza demanda contra la 'mañanera' de AMLO
cargando...