La insensibilidad con la que habló con una víctima de violación podría costarle la carrera a un juez canadiense, informaron medios locales.

 

robin camp

Regeneración, 13 de septiembre de 2016.- El juez Robin Camp enfrenta un juicio en la que se determinará si es o no removido de su cargo debido a una serie de declaraciones que hizo a una víctima de violación en 2014.

Durante el proceso, el juez preguntó a la víctima: “¿No podrías haber mantenida las rodillas juntas?” ¿Por qué no mantuviste tu vagina hacia abajo para que él no te pudiera penetrar?

Además de asegurar que las mujeres “quieren tener sexo, especialmente si están ebrias” y que “el sexo y el dolor van juntos”.

Ahora, sus comentarios lo tienen en la cuerda floja, pues han provocado la investigación de parte del Consejo Judicial de Canadá, órgano disciplinario y federal que observa el trabajo de los jueces.

Se espera que declare el viernes ante cinco miembros del Consejo, como parte de un procedimiento que empezó el martes pasado.

La investigación empezó en noviembre de 2015, cuando cuatro profesores de leyes presentaron una denuncia contra Camp, quien más tarde se excusó de casos relacionados con delitos sexuales.

La hija del magistrado, a pesar de tildar de «vergonzosas» las palabras de su padre, aseguró que lo apoyará. Posteriormente sostuvo que si bien su padre puede ser «anticuado en algunos aspectos», no era una persona «sexista».

En tanto, el juez Camp se disculpó públicamente con la víctima y todas las mujeres por su conducta y asistió a talleres de sensibilidad de género por propia cuenta.

Vía Washington Post y RT