Compartir

La reconstrucción del cuerpo de la osamenta más vieja hallada en Inglaterra, dio luz sobre cómo eran los británicos al principio de la humanidad.

 

Regeneración, 09 de febrero de 2018.- Piel oscura, cabello rizado y ojos azules, así era el hombre británico más viejo en la historia, conocido como “Hombre de Cheddar”, descubierto hace más de un siglo en la cueva Cough, en el condado de Somerset, al sureste de la isla.

Un equipo de expertos del Museo Natural de Londres y del University College London (UCL), se encargó de realizar pruebas de ADN, y la reconstrucción facial del hombre.

Más tarde, los artistas holandeses Alfons y Adrie Kennis, se encargaron de hacer el modelo.

El proceso fue minuciosamente grabado y será presentado en un documental, llamado “El Primer Británico: Secretos de un Hombre Viejo de Hace 10 mil Años”, el próximo 18 de febrero por la televisión británica.

Según Ian Barnes, del Museo de Historia Natural, lo que más llama la atención es “la combinación de características pues no parecen como las de alguien que uno viera hoy”.

“No solo la piel oscura y los ojos azules, porque uno puede tener esa combinación, pero también la forma de la cara”.

De acuerdo con la investigación, sólo el 10 por ciento de la población blanca británica actual es descendiente del grupo del “Hombre de Cheddar”, que eran cazadores-recolectores occidentales del Mesolítico, quienes emigraron a Europa de Oriente Medio tras la era Glacial.

“(Las personas) se definen por el país del que proceden y asumen que sus antepasados eran como ellos”, dijo Alfons Kennis. “Pero de repente, una nueva investigación muestra que solíamos ser gente totalmente diferente, con unas características genéticas distintas”.

Vía EFE.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook