Producción industrial reportó mayor crecimiento, se frena deterioro

Producción industrial repuntó, avanzando 1.5%. La excepción fue la minería. La tasa anual se mantiene deprimida con perspectiva de crecimiento.

Regeneración, 12 de junio de 2019La producción industrial registró durante abril su crecimiento más alto desde septiembre pasado. Respecto a marzo avanzó 1.5 por ciento en términos reales y la mayoría de sus componentes fueron al alza, explica La Jornada.

Con excepción de la minería que sigue arrastrada por el declive en la extracción de petróleo y gas, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

No obstante, la tasa anual se mantiene deprimida.

El registro de este mes implica que la actividad cayó 0.4 por ciento respecto a abril de 2018.

Aunque frenó la tendencia que llevaba de deterioros más pronunciados.

Por ejemplo, sólo un mes atrás se contrajo 2.5 por ciento, según las cifras del Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI).

Al empatar con marzo, la minería cayó 0.6 por ciento.

Mientras los otros sectores tuvieron un desempeño positivo.

La construcción avanzó 2.2 por ciento, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final, lo hizo en 1.6 por ciento; y las manufacturas sumaron 3.1 por ciento.

Sin embargo, en el comparativo anual el deterioro es marcado.

La minería inscribió un desplome de 8.2 por ciento.

A su interior, la extracción de gas y petróleo reportó 9.9 por ciento menos, la minería no petrolera se contrajo 2.4 por ciento y los servicios relacionados con la actividad vieron una baja de 7.3 por ciento.

En menor medida, la construcción perdió 1.5 por ciento anual, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final, descendió 1.6 por ciento. Mientras las manufacturas aumentaron 3.1 por ciento.

De acuerdo con el análisis de Grupo Financiero Banorte, el ligero repunte a tasa mensual es positivo.

Pero se mantiene la “probabilidad elevada de un deterioro”, en particular para las manufacturas por el entorno comercial que se vive con Estados Unidos.

“A pesar del repunte en la construcción, está también enfrenta un entorno complicado ante bajos niveles de confianza empresarial y la falta de señales de mayor gasto público, el cual ya esperábamos ver con mayor claridad”,

abunda, al tiempo que estima que todo el sector cierre el año con una caída de 0.4 por ciento.

Para Citibanamex, que espera una contracción de 1.1 por ciento, lo mismo.

Las estimaciones apuntan a “que la producción de petróleo continúe en niveles muy bajos.


Por su parte, el impulso clave proporcionado por el sector manufacturero de los Estados Unidos probablemente se desacelerará (…) persiste el riesgo de que Estados Unidos continúe amenazando a México con medidas proteccionistas.

Esto continuará afectando los indicadores macrofinancieros del país, en particular la construcción”.

LEER MÁS:  Sheinbaum consulta qué parque de diversiones se quiere en Chapultepec
cargando...