Compartir

El gobierno decidió cancelar el Estatus de Protección Temporal (TPS) otorgado en 2001 y el cual protegía a 195 mil salvadoreños.

Regeneración, 9 de enero de 2018.- La administración de Donald Trump anunció la cancelación de los permisos de residencia provisionales de unos 200 mil salvadoreños que han vivido en el país desde 2001 y que ahora podrían ser deportados si no buscan una alternativa para regularizar su estancia.

De acuerdo con un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional, la administración decidió poner fin al Estatus de Protección Temporal (TPS) otorgado en 2001 a los salvadoreños que estaban en Estados Unidos tras los devastadores terremotos de enero y febrero de ese año.

LEER MÁS:  Celebra AMLO que Trump frenara separación de niños de sus familias migrantes

En una de sus decisiones migratorias más importantes, la administración Trump dijo que dará por terminados los permisos de residencia provisionales de unos 200,000 salvadoreños que han vivido en el país desde el 2001, dejándolos potencialmente en peligro de deportación.

El gobierno informó que “ya no existen las condiciones originales causadas” por los sismos, razón por la que se concedió la protección a un total de 263,282 salvadoreños en 2001, y cifra que ha ido decreciendo hasta los 195,000 actuales a medida que algunos la han perdido o han cambiado a otro estatus, dijo el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, en entrevista con la agencia Efe.

LEER MÁS:  Separación de niños migrantes podría continuar a pesar de orden de Trump: expertos legales

Ahora, los salvadoreños tendrán hasta el 9 de septiembre del 2019 para que abandonen el país o busquen una vía alternativa de regularización.

Este nuevo anuncio ratifica la línea antimigrantes que ha seguido Donald Trump desde el inicio de su campaña, cuando amenazó con deportar a todos los indocumentados que viven en el país y con cancelar todo tipo de programa que les conceda beneficios de permanencia, entre ellos el TPS y DACA.

Tras el anuncio, Cesar Ríos, del Instituto Salvadoreño del Migrante, dijo en conferencia de prensa que El Salvador no está preparado para recibir a sus connacionales.

LEER MÁS:  Encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un será en isla de Sentosa en Singapur

“Una deportación masiva estaría dando un duro golpe a la economía del país, un grave golpe al grupo familiar. Esto provocaría una crisis humanitaria”, dijo.

El gobierno ya ha puesto en marcha un plan para ayudar a los salvadoreños en EU y ha contratado abogados para que asesoren a sus compatriotas en la gestión de la ciudadanía estadounidense.

Además, se trabaja en un plan de asistencia que apoye a quienes no cumplan los requisitos para cambiar su estatus migratorio y deban volver a El Salvador.

 

 

Con información de El Siglo de Torreón y El Economista  

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook