Salud y todos los medicamentos, derecho, no privilegio: AMLO

AMLO reiteró que el objetivo es que toda la población de México tenga acceso a los servicios de salud, que incluye todo tipo de medicamentos

Salud para todos un derecho: AMLO
Salud para todos un derecho: AMLO

Regeneración, 19 de diciembre del 2019. AMLO en el marco de la instalación de la Junta de Gobierno del Instituto de Salud para el Bienestar, puntualizó los compromisos de la actual administración.

Subrayó que el objetivo es el cumplimiento cabal al derecho a la salud.

Insistió que se trata de un derecho universal, no de privilegios.

Las palabras de AMLO

Me da mucho gusto participar en este acto, diría histórico en el que se constituye este importante Instituto de Salud para el Bienestar.

Es muy importante, decía, este acto, porque tenemos que garantizar en los hechos lo que establece la Constitución en su artículo cuarto.

Desde hace 25 años se hizo esa reforma y se estableció el derecho del pueblo a la salud, pero pasó el tiempo y en realidad en la práctica, en los hechos todavía no se cumple con ese mandato constitucional.

Tenemos que hacer valer ese principio, que deje de ser letra muerta. La salud, como todos sabemos, es un derecho fundamental de los seres humanos.

La salud, como a educación, no pueden ser privilegios, son derechos.

Y tenemos que aplicarnos todos para sacar adelante al sistema de salud pública, que se deterioró mucho en los tiempos pasados.

Es uno de los problemas más graves que se tienen, es una asignatura, es un asunto pendiente, que requiere toda nuestra atención.

Siempre sostengo que se habló mucho de la mala calidad de la educación por cuestiones políticas, ideológicas, porque se puso en debate lo de la Reforma Educativa.

Eso despertó pasiones, polarizó, se habló bastante sobre la educación y se omitió durante mucho tiempo lo de la situación de la salud pública, y al final está peor el sistema de salud que el sistema educativo.

Podemos decir que aún con ausentismo de maestros, que no es generalizado, que se da, desde luego, pero no es la regla, es la excepción.

Si un maestro no llega a dar clase puede ser sustituido por otro, o los niños se regresan a la casa y los atienden los padres, los abuelos, y es lamentable que esto suceda, pero no pasa a mayores.

Sin embargo, si llega un infartado a un hospital rural y no hay la medicina para que alcance a llegar a una clínica donde puedan intervenirlo, se muere, no aguanta.

Estamos hablando de traslados de cinco horas, de 10 horas.

Pero también sucede que no hay ambulancia o está descompuesta la ambulancia, está en el taller.

Entonces, esto es lo que tenemos que resolver.

Tenemos que mejorar el sistema de sistema de salud con atención especial a los que no cuentan con seguridad social, a la población más abandonada, más pobre y son, lo hemos dicho también en otras ocasiones, cuatro tareas fundamentales:

La primera es que haya la infraestructura, que tengamos centros de salud, los hospitales que se necesitan.

En realidad, ya no hace falta iniciar nuevas construcciones, ya con lo que tenemos de infraestructura sin terminar con los centros de salud, hospitales inconclusos podemos tener la infraestructura indispensable, necesaria, porque son muchos los centros de salud, los hospitales no terminados.

Tenemos que decidir terminar los que se puedan, porque también hay unos que llevan más de 10 años abandonados, que nada más se hicieron los cimientos y hay otro hospital cercano.

Entonces, hay que valorar si conviene o no meter recursos a esas obras que ya no serían eficaces para la atención médica.

Tenemos que ir resolviendo eso, pero en definitiva son muy pocos los nuevos, los que tenemos que iniciar nuevos, tenemos que terminar los ya iniciados.

También reparar, remodelar los que ya tienen antigüedad, reponer los equipos.

Hablaba yo de las ambulancias, se tiene que adquirir ambulancias, hay equipos de rayos X que están para el museo.

Hay que comprar equipos, todo lo que significa la infraestructura.

Lo segundo, resolver la falta de médicos, de enfermeras.

No hay médicos suficientes, no hay especialistas, no quieren ir los especialistas a hospitales rurales porque son sitios distantes, pero ahí se necesita de especialistas, es donde más falta hacen.

Hay que buscar un mecanismo con Zoé, director del Seguro.

Hablamos que en los 80 hospitales del IMSS-Bienestar se buscara pagar más a médicos, especialistas que trabajan en las comunidades más apartadas.

Es decir, que ganen más que los que están en las capitales de los estados, en las ciudades.

Con el propósito de que se tengan médicos y especialistas en todos lados y en las zonas marginadas más pobres del país.

Lo tercero es que no falten los medicamentos, que eso también es un problema, la falta de las medicinas, y tener un buen mecanismo de distribución de las medicinas.

En las giras que hacemos hablamos de que cómo los refrescos embotellados, las bolsitas de alimentos industriales llegan a todas las comunidades…

¿Cómo no vamos nosotros a distribuir las medicinas a todos los pueblos?.

Todos los medicamentos:

Primero, que no falten, que haya abasto suficiente y que se puedan distribuir y que empecemos ya a olvidarnos del llamado cuadro básico.

Ya no usar esa frase o esas dos palabras, que se pueda contar con todos los medicamentos, es hasta discriminatoria:

en una unidad médica rural 120 claves, 120 medicamentos;

en un hospital de segundo nivel, 300, 400, 500;

aquí en la Ciudad de México, en un hospital de especialidades, mil, mil 200 medicamentos, claves.

¿Por qué no todos los medicamentos? ¿por qué el cuadro básico?

Garantizar el que se tengan todos los medicamentos que se necesitan, todo esto pensando en la gratuidad de la salud, atención médica de calidad y medicamentos gratuitos.

Y sí se puede lograr este propósito, tener un buen sistema de salud pública.

El punto cuatro es la basificación de los trabajadores de la salud, porque hay trabajadores que llevan años contratados por honorarios, que son eventuales.

No se puede de la noche a la mañana basificar a más de 80 mil trabajadores que están en esa situación.

Pero sí podemos, poco a poco avanzar y cumplir con el compromiso de que a finales del sexenio estén ya regularizados, basificados, todos los trabajadores del sector salud.

Y para mejorar el sistema de salud, que saquemos adelante el servicio de salud pública, que además tiene que haber resultados, ahora sí que me canso ganso.

Tenemos voluntad de hacerlo y tenemos recursos.

Se decidió un presupuesto adicional de 40 mil millones de pesos para este programa; entonces, sí hay el recurso suficiente para que se tengan buenos resultados en el corto y mediano plazo.

Les diría que es como el garantizar la paz y la tranquilidad.

En el caso de la educación vamos bien, la economía, bien; el bienestar social, bien; combate a la corrupción, muy bien; finanzas públicas sanas, política exterior reconocida por todos.

Vamos avanzando, pero estos son de los temas que tenemos pendientes.

A mí me gustaría que en un año nos volvamos a reunir, antes del día 1º de diciembre del año próximo y escuchar aquí ya un informe de que ya está funcionando el sistema de salud. 

LEER MÁS:  Ejército es pueblo, se le quiere, admira y respeta: AMLO
cargando...