Obama convoca reunión de emergencia: Segundo caso de ébola en Estados Unidos

    Una segunda trabajadora del hospital de Texas en Estados Unidos, que atendió al liberiano fallecido de ébola dio positivo al virus que, según la ONU, está ganando la carrera en el combate

    La consejera de Seguridad Interior estadounidense Lisa Monaco (izq) y la secretaria del Departamento de Sanidad, Sylvia Burwell, reunidas con Barack Obama, en la Casa Blanca el 13 de octubre de 2014
    La consejera de Seguridad Interior estadounidense Lisa Monaco (izq) y la secretaria del Departamento de Sanidad, Sylvia Burwell, reunidas con Barack Obama, en la Casa Blanca el 13 de octubre de 2014

    Regeneración, 15 de octubre de 2014.-Barack Obama, canceló este miércoles un viaje de campaña para realizar una reunión en la Casa Blanca en la que abordar la respuesta de su Gobierno ante este segundo caso.

    Al igual que el primero, la trabajadora se contagió después de atender al paciente liberiano fallecido de ébola a principio de mes en el Hospital de Dallas.

    La profesional, que ya fue aislada, viajó en avión un día antes de ser diagnosticada, según las autoridades de Salud, que ahora buscan a las 132 personas de ese vuelo doméstico para examinarlas.

    El tema genera preocupación internacional y será comentado durante una videoconferencia prevista para este mismo miércoles entre el presidente Barack Obama, el primer ministro británico, David Cameron; el mandatario francés, François Hollande; la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, anunció Londres.

     «Está ganando la carrera» 

    «La epidemia va más rápido que nosotros y está ganando la carrera», aseguró Anthony Banbury, jefe de misión de Naciones Unidas encargado de coordinar la respuesta de emergencia al virus, tras la reunión especial del Consejo de Seguridad de la ONU el martes.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) teme una explosión de la enfermedad en los tres países donde se concentra la epidemia – Guinea, Sierra Leona y Liberia -, donde la tasa de mortalidad es del 70% de las personas contagiadas. En esos países la epidemia podría alcanzar a entre 5.000 y 10.000 personas por semana frente al millar actual, según este organismo, que estableció un nuevo balance global de 4.447 muertes sobre 8.914 casos censados. Además, el número de casos reales de ébola podría ser 1,5 veces superior del censado oficialmente en Guinea, dos veces mayor en Sierra Leona y 2,5 superior en Liberia.

    Por otra parte, la OMS podría declarar este viernes el fin de la epidemia en Senegal y el lunes en Nigeria si no se registran nuevos casos antes de esas fechas.

    En España, la auxiliar de enfermería Teresa Romero, contagiada del virus e ingresada en el hospital Carlos III de Madrid, continúa «estable» dentro de la gravedad, según el último parte médico.

    Polémica en Estados Unidos

    La polémica por la supuesta insuficiencia de las medidas de seguridad para evitar la propagación del virus se inició en Estados Unidos antes de que se conociera el segundo caso. «No es aceptable que dos trabajadores sanitarios que daban asistencia a una persona, debido a su exposición resulten infectadas», señaló este miércoles Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas. «Esto no debería haber pasado», añadió. Y dijo que las autoridades sanitarias deben comenzar a ofrecer «en general un mayor entrenamiento» para poder protegerse en futuros casos.

    El director de los Centros Americanos de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Tom Frieden, sugirió por su parte que el primer contagio dentro del país podría haberse producido por una negligencia en el procedimiento médico, a lo que un sindicato de enfermeras respondió este miércoles criticando la ausencia de protocolo alguno. «El personal de enfermería no dispuso consignas específicas, ni cuando el paciente fue admitido en urgencias ni mientras estuvo en tratamiento», explicó RoseAnn DeMoro, presidenta del gremio. «Mientras el paciente vomitaba y sufría diarreas, el personal no recibió ninguna indicación sobre qué hacer con los deshechos ni cómo limpiar un material que era altamente contagioso», insistió.

    Según las autoridades sanitarias, hasta 76 miembros del personal podrían haber estado en contacto con el paciente fallecido y por tanto, expuestos al virus.

    El mundo en acción

    Para detener la expansión de la epidemia, Naciones Unidas se ha fijado como objetivo asegurar el 70% de los entierros y el aislamiento del 70% de los casos sospechosos desde ahora hasta el 1 de diciembre, un objetivo que el mismo organismo considera «ambicioso».

    Estados Unidos prometió 5 millones de dólares a Liberia para indemnizar al personal de la salud que atiende a pacientes con ébola, dijo la Presidencia de Liberia este miércoles. En ese país el sindicato de personal sanitario abandonó el martes por la noche una huelga iniciada el día anterior en interés de las necesidades de los enfermos.

    El ministro noruego de Asuntos Exteriores, Boerge Brende, anunció que aumentará su apoyo logístico y financiero, sumando nueve millones de euros a su ayuda actual (39 millones de euros en total).

    (Agencias)