Segundo niño migrante muere en custodia del Gobierno de EU

A horas del velorio de la niña Jakelin Caal, la policía fronteriza de EU informó sobre el deceso de otro niño migrante. Aún no se sabe su identidad

 

Regeneración, 26 de diciembre de 2018. En tan solo un mes murió un segundo niño migrante bajo custodia de la Patrulla Fronteriza del Gobierno de Estados Unidos.

El menor de ocho años procedente de Guatemala falleció poco después de la medianoche del pasado martes en un hospital de Nuevo México, informó la policía fronteriza.

Tan solo han pasado unas horas de que en el pueblo guatemalteco de San Antonio Secortéz se velase el cuerpo de la pequeña Jakelin Caal, de siete años.

El fallecimiento de la niña ocurrió el 8 de diciembre a raíz de una grave deshidratación.

La Agencia de Seguridad Fronteriza optó por emitir de manera inmediata un comunicado con la noticia, aunque sin proporcionar la identidad del niño.

LEER MÁS:  Balean unidad de la Patrulla Fronteriza en Rio Grande

En el comunicado explican que este empezó a mostrar “señales de posible enfermedad” el lunes y fue trasladado junto con su padre a un hospital de Alamogordo, en Nuevo México.

Una vez allí no identificaron más que un resfriado, le recetaron amoxicilina (un antibiótico) e ibuprofeno (antinflamatorio).

Después de 90 minutos en observación por la fiebre salió del centro, pero esa misma tarde-noche empeoró y presentó náuseas y vómitos.

Regresó al hospital y pereció en los primeros instantes de la Navidad por causas aún por determinar.

La Policía Fronteriza no ha especificado en qué centro de detención se encontraba, si lo hacía en compañía de su padre, ni cuándo cruzaron la frontera. Tampoco se conocen aún las circunstancias que provocaron la enfermedad.

LEER MÁS:  Trump pide legislar pena de muerte para autores de crímenes de odio

Las autoridades han informado de que se abrirá una investigación para revisar todas las acciones llevadas a cabo, así como las circunstancias que han rodeado a la muerte del niño.

Del fallecimientos de menores una vez en custodia, no se tenía constancia hasta el caso de Caal.

La agencia de seguridad fronteriza ya ha notificado al Departamento de Seguridad Interior y al Gobierno de Guatemala el fallecimiento de este otro menor.

Caso Caal

El pasado 13 de diciembre trascendió en medios internacionales que una niña migrante de siete años de edad, originaria de Guatemala, murió de deshidratación, fiebre y shock séptico mientras estaba bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

La niña había cruzado la frontera de EU junto con con su padre y un gran grupo de migrantes en el desierto de Nuevo México, informó el Washington Post ese jueves.

LEER MÁS:  Trump anuncia norma para retener a menores inmigrantes indefinidamente

Registros de la CBP señalan que la niña y su padre fueron puestos bajo custodia a las 22:00 horas (local) del día 6 de diciembre. Eran parte de un grupo de 163 personas que se entregaron voluntariamente a las autoridades.

Poco más de ocho horas después, la niña comenzó a sufrir convulsiones.

Servicios de emergencia acudieron a brindar ayuda a la niña y determinaron que ésta “no había comido ni tomado agua por varios días”. Además presentaba una fuerte fiebre.

Durante su traslado por helicóptero a un hospital en El Paso, Texas, la niña sufrió un paro cardíaco, pero fue “revivida”.

“Sin embargo, la niña no se recuperó y falleció en el hospital en menos de 24 horas”, señala el reporte de la CBP.

El reporte no reveló el nombre de la niña o del padre.

cargando...