“Si ya desaparecieron, ya desaparecieron”: Onésimo Cepeda sobre Ayotzinapa

    Antonio Chedraui, arzobispo de la iglesia Ortodoxa de México, pidió a los padres de los 43 normalistas desaparecidos que dejen de lado las manifestaciones y dejen trabajar a las autoridades en las investigaciones, esto con el fin de buscar la unidad y bienestar de México.
     
    Regeneración, 20 de enero de 2015.-Por su parte el obispo Onésimo Cepeda pide que tengan confianza en el gobierno y en esperar el resultado de las investigaciones además de agregar “si ya desaparecieron, ya desaparecieron”.

    Además de señalar: “Es muy penoso, nunca debió ocurrir, pero si los quieren vivos, no creo que estén vivos. Entonces es mejor pedir por ellos y no armar luchas violentas.” Quizá es más sencillo para él que no está envuelto en un caso similar o también pareciese que está dando propaganda al gobierno.
    Para Chedraui el vandalismo y cerrar calles no hará que puedan recuperar a sus hijos, aunque quizá no fue una declaración afortunada ya que el hecho no es lo que hará que regresen los desaparecidos sino las repercusiones del mismo.
    Todo esto previo a su cumpleaños número 83, en dicha ceremonia estuvieron presentes políticos tales como el ex director de Banobras, Alfredo del Mazo, y el consejero del Instituto Nacional Electoral, Benito Nacif Hernández, llegaron también los gobernadores de los estados de México, Puebla y Aguascalientes, Eruviel Ávila Villegas, Rafael Moreno Valle y Carlos Lozano de la Torre, respectivamente. Así como algunos funcionarios federales, como el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell y el titular de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín.
    Quizá por eso hablaron tan bien del maltrecho gobierno que no genera un ínfimo grado de confianza en los mexicanos.