‘Siempre fue un guerrero’: Muere ‘Chichí’, el perro rescatista del 19-S

Perro que ayuda en el rescate de 11 personas en los sismos de la Ciudad de México murió por una broncoaspiración este domingo

Regeneración, 11 de agosto del 2019. «Chichí», el perro rescatista del sismo del 19 de septiembre de 2017, murió por complicaciones de salud.

Así lo informó en redes sociales la asociación Adoptando Amor Saltillo, quien señaló que el can tenía una lesión en la médula espinal.

La lesión provocó daños en las funciones de deglución y “Chichí” se bronco aspiró este domingo.

LEER MÁS:  A la reja exsubsecretario de Finanzas y 3 más de tiempos de Yunes
Solidaridad de regreso

En junio, el rescatista Luis Bernardo Campos Salazar acudió a las redes sociales para pedir ayuda para su pastor belga, de siete años.

El perro fue diagnosticado con una lesión de un tendón que le llega a las cervicales, por lo que perdió la movilidad.

Volvió el apoyo

De inmediato la sociedad volvió a solidarizarse, como en aquel 19 de septiembre y envió apoyo desde diversas partes de México.

Pero también de Canadá, Sudamérica e incluso Europa, apoyaron a Luis Bernardo Campos para que “Chichí” fuera intervenido.

LEER MÁS:  Feminicidios se multiplicaron por siete en Coahuila en el 2019

A finales de junio el can mostró mejorías y su veterinario previó que recuperaría la movilidad.

Recuperación temporal

En varios videos, publicados por la asociación, “Chichí” mostró entusiasmo por volverse a poner en cuatro patas para caminar con ayuda de su cuidador.

«Estuve en todo este proceso desde que se lesionó y pude sentir su dolor y frustración de no poder caminar después de andar por muchos lugares entre escombros”, dijo sobre el perro uno de los integrantes de la asociación.

“Hubo días muy duros donde sentíamos que la esperanza se iba, pero tanto el médico veterinario como Luis y yo retomábamos fuerzas para sacar al gordo adelante», mencionó.

LEER MÁS:  Caen en BCS 7 presuntos ciberdelincuentes rumanos buscados por EU

«Siempre fue un guerrero y sacaba fuerzas de donde lo las tenía, cuando me veía llegar con él, movía su colita y me tocaba la mano con su nariz para que lo acariciara», agregó.

cargando...