Totonakus rechazan consulta sobre hidroeléctrica en Tepatlán, Puebla

010715lavn2 tepatlan1

Los pobladores de Tepatlán, Puebla consideran una simulación la consulta que organiza el gobierno federal sobre el proyecto hidroeléctrico Puebla 1 de la empresa Delesec-Comexhidro, porque sólo busca convalidarlo. Se recrudeció la represión contra los opositores al proyecto

Por Leticia Ánimas

Regeneración, 1 de julio de 2015. Huauchinango, Puebla. Por considerarla una “simulación”, pobladores del municipio de San Felipe Tepatlán, agrupados en el Consejo de Comunidades Tutunaku en Defensa del Río Ajajalpan, rechazaron someterse a la consulta que organiza el gobierno federal para la construcción de la hidroeléctrica Puebla 1, que desarrolla la empresa DELESEC-COMEXHIDRO.

Los opositores indicaron con tal de imponer el proyecto se ha ocultado y falseado información sobre la generadora de energía y se ha “comprado” la voluntad de algunas personas, “aprovechándose de su necesidad”; además, dijeron en rueda de prensa, se han violado sus derechos colectivos como pueblo indígena establecidos en el Convenio 169 de la OIT y la Ley de la Industria Eléctrica y su Reglamento, pues “en ningún caso (lo que se ha hecho) se trata una consulta previa”

010715lavn2 tepatlan_1

Explicaron que el pasado 24 de abril aproximadamente 300 habitantes de la cabecera de San Felipe Tepatlán y de la comunidad de Altica acudieron a una reunión convocada por el presidente municipal, a la que cuatro horas más tarde se incorporaron Emilio de León Blanco de la Secretaría de Energía, personal de la CDI y ejecutivos de la empresa Deselec-Comexhidro.

Los tutunakus acusaron que tras la espera, “sin más explicación nos dijeron: pasen a firmar y después a comer. Creyendo que por estar cansados y con hambre, caeríamos en su trampa y firmaríamos como si hubiéramos aceptado el proyecto hidroeléctrico”. Explicaron que les reclamaron su falta de respeto y les expresaron su rechazo “rotundo” a la hidroeléctrica.

LEER MÁS:  Sujeto finge su secuestro para pagar deuda que tenía de drogas en Puebla

“Reclamamos que eso que ellos llaman consulta era un engaño pues ni siquiera habían invitado a todas las comunidades que sufrirían las consecuencias del proyecto como la comunidad de La Guadalupana. Les exigimos que se fueran y que dejaran de engañarnos manifestando que no queremos ningún proyecto que dañe nuestra vida, nuestro territorio. Ese mismo día supimos que habían realizado otra simulación de consulta en la comunidad de Xochimilco llevando unas cuantas gentes de Altica y San Felipe”, añadieron.

Indicaron que contra lo que establece la Ley de la Industria Eléctrica y su Reglamento se ha ocultado y falseado información a las comunidades y DESELEC-COMEXHIDRO “ha tenido un papel protagónico en el proceso como si se tratara del encargado de la consulta”

010715lavn2 tepatlan

Por ello, consideraron que es “una farsa” con la que se busca “cumplir con un trámite” para validar el proyecto y no busca garantizar sus derechos como pueblos indígenas y añadieron que no se someterán a este procedimiento que está “viciado desde su origen”.

Acompañados de miembros de FUNDAR y otras organizaciones sociales, los indígenas serranos señalaron que nunca se les informó en qué consiste el proyecto hidroeléctrico; tampoco que “la electricidad que pretende generar nos es para abastecer a las comunidades, sino para beneficiar a grandes empresas como Nuevo Walmart de México, Suburbia, Operadora Vips, Waldos Dólar, Colchas México y a Ileana Jinich Mekler, familiar de uno de los accionistas de Comexhidro”.

LEER MÁS:  A jalones, policías poblanos detienen a mujer indígena que vendía fruta en la calle (VIDEO)

Indicaron que se han enterado que la generadora de energía no será una “minihidroeléctrica”, sino una planta que generará 60 MegaWatts de electricidad, con una cortina que medirá 42 metros de altura y que modificará el caudal del rio Ajajalpan hasta ocho kilómetros, provocando “la inundación de zonas de cultivo”

La construcción del proyecto traerá consigo graves daños para nuestra supervivencia cultural. Estamos preocupados pues el río Ajajalpan nos ha alimentado por muchos años, cerca del río hay plantas que usamos para curarnos, y sobre su cauce tenemos lugares que son sagrados para nosotros. Las montañas que lo rodean son sagradas pues en ellas nacen los manantiales que dan el agua que es vida, es allí donde realizamos algunas celebraciones para pedir y agradecer a nuestro Padre creador por el agua y el alimento”, precisaron.

Acciones de hostigamiento

Los miembros del consejo tutunaku explicaron que tras una asamblea realizada el 14 de junio pasado, donde más de mil personas de las comunidades de San Felipe, Altica, La Guadalupana, Pachoc, San Miguel, San Martín, Kalapana, África, Xochimilco, Xochicugtla rechazaron la hidroeléctrica y solicitaron al alcalde que impida su construcción, se recrudeció el hostigamiento en su contra y se iniciaron acciones para descalificarlos, llamándolos “maleantes”.

Aseguraron que la empresa realizó una reunión en la presidencia municipal a la que, “aprovechándose de su necesidad”, llevó a algunos pobladores para que dijeran que sí quieren el proyecto, “a los que les pagó 200 pesos”.

Al siguiente día “se publicó una nota anónima en el portal del periódico “e-consulta” del estado de Puebla en donde falsean información, descalifican y señalan a las organizaciones solidarias a las que invitamos a la Asamblea Comunitaria del 14, como el Consejo Tiyat Tlali y Fundar Centro de Análisis e Investigación, en la misma nota se nos tilda como “maleantes” a quienes rechazamos la simulación de consulta y el proyecto hidroeléctrico”.

LEER MÁS:  Hallan cuerpos de mujer e hija con múltiples huellas de tortura en Puebla

Además, el Presidente del comité de padres de familia del Centro Educativo Escolar Indígena, en presencia de la directora de la escuela y de algunas madres de los alumnos “amenazó con secuestrar a hijos de las integrantes del Comité en Defensa del Río Ajajalpan”.

Los tutunakus responsabilizaron al “presidente de la empresa DESELEC-COMEXHIDRO, Carlos Jinich Ripstein y al responsable del proyecto Puebla 1, Mauricio Justus Villareal, así como al gobernador de Puebla (Rafael) Moreno Valle y al Gobierno Federal, de cualquier acción contra la integridad física y moral de todas las personas que nos oponemos al proyecto Hidroeléctrico y la imposición de consulta simulada”.

Además pidieron que se cancelen los permisos otorgados a la empresa por haberse violado desde el origen su derecho al consentimiento previo, libre e informado.

Comentar con facebook