Trump como Peña no sabe hablar sin discurso, volvió a minimizar el ataque de Charlottesville

El presidente de Estados Unidos volvió a su postura inicial de minimizar los hechos en los que murió una mujer al menos 20 personas fueron heridas.

 

Regeneración, 15 de agosto de 2017.- Igual que Peña Nieto, Donald Trump habló hoy en el vestíbulo de la Torre Trump y aunque hace dos días había condenado con un comunicado oficial los hechos, en esta ocasión, como lo había hecho desde el principio, se lanzó en defensa el grupo de supremacistas indicando que “ambos lados tuvieron la culpa”.

El presidente estadounidense insistió en que “no todas las personas eran neonazis, no todas esas personas eran supremacistas blancos”.

Al respecto, varias personalidades se pronunciaron, entre ellas la actriz Barbra Streisand, quien señaló que “sin un comunicado preparado este presidente dice lo que realmente piensa: Igualar a los neo-Nazis a aquellos que están protegiendo los derechos civiles es vergonzoso y una locura”.

Estos dichos fueron el último giro en tres días de controversia desde que Trump respondió por primera vez a los acontecimientos del sábado en que Heather Heyer murió después de que el nacionalista blanco James Alex Fields Jr conduciera su coche contra una multitud.

LEER MÁS:  OTAN acuerda ruta de confrontaciones para los próximos 10 años

Trump inicialmente culpó a la violencia “en muchos lados” antes de aparecer renuentemente a dar una declaración el lunes denunciando el racismo como el mal.

Hablando el martes, insistió en que muchos de los que estaban en la muchedumbre blandiendo banderas nazis y saludando a los blancos de poder simplemente estaban “ahí para protestar por derribar la estatua de Robert E Lee”.

Trump pasó a equiparar Lee y el confederado general Stonewall Jackson con George Washington y Thomas Jefferson.

Mientras que los cuatro hombres eran esclavistas, ni Washington ni Jefferson se rebelaron contra los Estados Unidos en un intento por proteger la institución de la esclavitud de la interferencia federal.

El presidente pasó a equiparar repetidamente a los manifestantes y a los contra-manifestantes:. “No estoy poniendo a nadie en una balanza moral”, dijo Trump. “Tú tenías un grupo de un lado y un grupo del otro y vinieron uno al otro con mazos – hay otro lado, puedes llamarlos de izquierda, que atacaron violentamente al otro grupo”. Trump continuó diciendo: Tú tenías gente muy buena de ambos lados.

LEER MÁS:  Tras fallo de la Corte de EE.UU. sobre el aborto, el gobierno otorgará pastillas

También se negó a atacar el llamado “alt-right” (la nueva extrema derecha) y discutió con los reporteros sobre lo que él llamó el “alt-left” (la nueva extrema izquierda). Trump insistió en que los periodistas debían definir el “alt-right” para él y en cambio condenó la “alt-left” por “cargar contra personas sin permiso y eran muy, muy violentos”. El presidente insistió en la prensa reunida que sabía más sobre los eventos en Charlottesville porque “lo había observado muy de cerca, mucho más de cerca de lo que ustedes lo vieron”.

Trump agregó: “Tuvieron mucha gente en ese grupo aparte de neonazis y nacionalistas blancos y la prensa los ha tratado de manera absolutamente injusta”.

Vía Diario de NY y The Guardian