Trump declara estado de emergencia en Nueva Orleans por ‘Barry’

Barry podría tocar tierra en forma de huracán la noche de este viernes o en las primeras horas del sábado. Se anuncian vientos «potencialmente mortales»

La declaración de emergencia permite a las agencias federales participar en las tareas de emergencia

Regeneración, 12 de julio del 2019. Barry. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decretó este viernes el estado de emergencia ante la amenaza de la tormenta tropical Barry sobre Nueva Orleáns.

Los habitantes de Nueva Orleáns se preparan para la llegada de Barry como un huracán.
Este viernes se esperan fuertes precipitaciones y el recuerdo de la devastación del huracán

Katrina, en 2005, sigue latente.

La tormenta llegará a la categoría de huracán este viernes 12 por la noche o el sábado a primera hora.

LEER MÁS:  “Fernand” mantiene en vilo a Monterrey, arroyos siguen creciendo

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) Barry se convertirá en huracán justo antes de tocar la costa de Luisiana.

“Potencialmente mortales”

Con vientos sostenidos de 100 kilómetros por hora, el fenómeno se mueve lentamente hacia al oeste noroeste a 7 kilómetros por hora.

Este viernes se encuentra al sur de la costa sur de Luisiana, según el más reciente reporte del CNH.

La fuerza de los vientos ha aumentado a 80 kilómetros por hora, informó la NHC, que prevé «inundaciones potencialmente mortales» en las áreas costeras.

«Va a ser un episodio de lluvia extrema» que afectará a gran parte de Luisiana, advirtió el gobernador del estado sureño, John Bel Edwards.

LEER MÁS:  Aseguran en Sonora cargamentos de metanfetaminas y marihuana

La declaración de emergencia permite a las agencias federales participar en las tareas de emergencia.

Trump instó a residentes de las áreas afectadas a seguir las pautas de las autoridades federales y locales. «Por favor, estén preparados, tengan cuidado», tuiteó.

La alcaldesa de Nueva Orleáns, LaToya Cantrell, advirtió a los residentes que «revisaran sus planes y kits de suministro”.

«Por favor estén preparados, sean cuidadosos y manténganse a SALVO», tuiteó.

Un problema sin precedentes

Las lluvias ocasionadas por la tormenta llevan a Nueva Orléans un problema sin precedentes, según el Servicio Meteorológico Nacional.

El río Misisipi, que generalmente se encuentra en un nivel de 1.8 a 2.5 metros en el verano, ahora está en 5 metros.

LEER MÁS:  De madrugada llegó de Francia: el metotrexato garantizado

Esto a causa de a las inundaciones récord ocurridas este año a lo largo del canal.

Barry amenaza con una marejada ciclónica de 60 a 90 centímetros en la desembocadura del río, dijo Jeffrey Graschel.

El hidrólogo del Centro de Pronóstico del Río Lower Mississippi del servicio meteorológico en Slidell dijo también que los niveles subirán.

Las aguas del Misisipi podrían superar los seis metros de barrera que protegen la ciudad de 400 mil habitantes.

cargando...