Compartir

Un vagabundo y ex boxeador, podría ser el peor asesino serial de la historia de Estados Unidos, al terminar con la vida de al menos 90 personas.

 

Regeneración, 29 de noviembre de 2018.- El peor asesino serial de la historia de Estados Unidos habría sido descubierto por policías, luego de ser detenido por un cargo por drogas.

Se trata de Samuel Little, ex boxeador de 78 años que terminó viviendo en la calle, quien confesó asesinar a por lo menos 90 personas entre drogadictos y prostitutas, durante décadas.

El hombre, también conocido como Samuel McDowell, fue arrestado en 2012 en un refugio para personas sin hogar en Kentucky y extraditado a California para enfrentar un cargo por drogas.

LEER MÁS:  Fallece George H.W. Bush a los 94 años

Pero mientras estaba detenido, estudios de ADN lo vincularon a tres casos de asesinato de mujeres, entre 1987 y 1989. Ellas fueron golpeadas y estranguladas.

Por estos delitos, Little fue condenado a cadena perpetua, pero una vez en la prisión, fue trasladado a Texas por encontrarse evidencia de otro asesinato.

Durante esta investigación, un policía texano de nombre James Holland se ganó su confianza y fue entonces cuando Little confesó 90 asesinatos cometidos entre 1970 y 2005.

Incluso describió el lugar en el que se hizo y cómo, hasta el momento se han verificado 34 asesinatos de los que confesó.

LEER MÁS:  Piden hodureños a EU asilo o indemnización de 50 mil dólares por cada integrante de la caravana

Al respecto, el fiscal del condado de Ector, Bobby Bland dijo que podría tratarse del asesino serial más terrible de la historia.

“Little será confirmado como uno de los mayores, sino el mayor, asesino en serie en la historia de Estados Unidos”, indicó.

Ya que sus víctimas fueron principalmente adictos a las drogas y prostitutas, en algunos casos las mujeres nunca fueron identificadas y sus muertes no fueron investigadas.

“Por otra parte, el método de matar de Little no dejó siempre signos evidentes de que la muerte fue un homicidio”, dijo el FBI que explicó que debido a su pasado de boxeador, Little solía noquear a sus víctimas con poderosos golpes para luego estrangularlas.

LEER MÁS:  China y la reconfiguración del orden mundial

“Sin marcas de apuñalamiento o heridas de bala, muchas de estas muertes no fueron clasificadas como homicidios sino que atribuidas a una sobredosis, un accidente o causas naturales”, precisó el FBI.

El ex boxeador creció en Ohio, pero desde antes de terminar la secundaria, comenzó una “vida nómada”, robando alcohol y drogas. Sus antecedentes penales se remontan a 1956.

Fue acusado de asesinar a una mujer en Mississippi y Florida a comienzos de 1980 pero no fue sentenciado.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook