Volkswagen Puebla involucrada en escándalo de autos contaminantes

    VW Puebla

    En el escándalo internacional del Grupo Volkswagen está implicada su planta armadora en Puebla, pues la Agencia de Protección al Ambiente de los Estados Unidos acusó a la empresa alemana de colocar dispositivos que disfrazan los altos niveles de contaminación que emiten. Entre los modelos implicados se encuentran el Jetta, Beettle y Golf, los cuales se producen en el estado

    Regeneración, 29 de septiembre de 2015. El Grupo Volkswagen enfrenta un escándalo internacional en el que está implicada su planta armadora en Puebla, pues la Agencia de Protección al Ambiente de los Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) acusó a la empresa alemana de colocar dispositivos en vehículos diésel que disfrazan los niveles de contaminación que emiten éstos, por lo que podrían hacerse acreedores a una sanción superior a los 18 mil millones de dólares.

    Entre las unidades implicadas se encuentran el Jetta, Beettle y Golf, los cuales se producen en el estado.

    De acuerdo con información emitida por medios internacionales, el gobierno de Estados Unidos ordenó a la firma teutona revisar cerca de 500 mil unidades que se comercializaron en aquel país entre 2008 y 2014, debido a que el software instalado en los automóviles les permite pasar las revisaciones ecológicas, pero sus emisiones realmente superan los índices de contaminación permitidos.

    El presidente del ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, reconoció que incurrieron en esta falla y anunció que han iniciado las investigaciones para encontrar el origen del conflicto, informó El País.

    “Personalmente, lamento profundamente haber decepcionado a nuestros clientes y a la opinión pública. Los sucesos tienen para la junta ejecutiva de Volkswagen y para mí, personalmente, una prioridad absoluta”, expuso el directivo.

    Autos fabricados en Puebla, implicados en el escándalo

    La EPA informó que los vehículos diésel a ser revisados son el Passat, Jetta, Golf, y Beetle –estos tres últimos fabricados en Puebla–, modelos 2008 al 2014, así como el Audi A3.

    La Agencia de Protección al Ambiente informó que por cada automóvil de Volkswagen y Audi en el que se encuentren irregularidades, el grupo automotriz tendrá que pagar una multa de 37 mil 500 dólares, por lo que la sanción total superaría los 18 mil millones de dólares.

    “Según un comunicado dado a conocer por la agencia, estos modelos emiten hasta 40 veces más contaminantes que lo permitido. Es una violación muy seria, es ilegal y una amenaza para la salud”, publicó El País.