Agentes de EU arrestan a niña indocumentada con parálisis cerebral para deportarla a México

Felipa de la Cruz, llegó con su hija a Estados Unidos desde que era bebé. Dice que si la deportan a México no podrá seguir con su tratamiento. 

Regeneración, 27 de octubre de 2017.- Rosa María tiene apenas 10 años y padece parálisis cerebral. Cuando una ambulancia la llevaba al hospital para operarla de piedras en la vesícula, una patrulla la interceptó con la finalidad de arrestarla.

Felipa de la Cruz, llegó con su hija a Estados Unidos desde que tenía tres meses de nacida y a los 3 años comenzó a acudir a la escuela en ese país.

De acuerdo con Univisión, la menor fue trasladada al hospital la madrugada del martes e iba acompañada de una prima que es ciudadana estadounidense, pero, al pasar por el puerto de revisión, los agentes le solicitaron documentación y se dieron cuenta de que la niña no es residente legal de EU, por lo que informaron que luego de la operación debía volver a México.

En un comunicado de los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), se informó que: “En este caso, dos individuos, una joven y su prima adulta, llegaron a la inspección inicial en el punto de control de la patrulla fronteriza en la Autopista 59, al este de Laredo, Texas. Una inspección de inmigración de ambos individuos reveló que la joven está ilegalmente en Estados Unidos. Se determinó también que su prima adulta es ciudadana estadounidense”.

LEER MÁS:  Ordena Trump cacería de migrantes vietnamitas y cambodianos en EU

“Debido a la condición médica de la joven, agentes de la Patrulla Fronteriza las escoltaron a un hospital de Corpus Christi donde (la joven) podía recibir atención médica apropiada. Debido a las leyes de inmigración de EEUU, una vez se resuelve el asunto médico luego es procesada. El Consulado de México fue advertido de la situación por la Patrulla Fronteriza de Laredo”.

Ahora, la niña quedó bajo la custodia del CBP y sigue en el hospital Driscoll de Corpus Christi, Texas, al que había sido trasladada para la operación. Afuera de su habitación, los policías vigilan a la menor hasta que se recupere por completo.

LEER MÁS:  Trump llama 'enano y gordo' a Kim Jong-un, pero luego dice que pueden ser amigos

En entrevista con Univisión, la prima de Rosa María dijo que los agentes le comentaron dos opciones: regresar a la menor voluntariamente a México o enviarla por varias semanas a un centro de detención para menores.

Por su parte, la madre de Rosa María dice que en EU está la vida de su hija y “ella necesitará muchas terapias y pues allá (México) yo no podré dárselas”.

De acuerdo con Leticia González, abogada de la menor, ésta permanecerá detenida allí de manera indefinida. Aun cuando fuera entregada a un tutor autorizado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos, su caso será procesado y podría ser deportada.

“Simplemente se negaron a permitir que la niña se vaya a su casa”, dijo la defensora.

Mientras tanto, Tom Pérez, director del comité nacional demócrata dijo que este es un acto “inhumano”: “Al hacer blanco de deportación a esta pequeña, la administración Trump está demostrando una vez más que su crueldad no conoce límites”.

LEER MÁS:  Filipinas no dará a Donald Trump la bienvenida que él esperaba

Además, el congresista demócrata por Texas, Joaquín Castro, dijo que la administración de Trump se ensaña con una menor cuando debería concentrar los recursos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), para proteger a los ciudadanos de los verdaderos criminales.

 

Con información de Univisión y La Jornada

 

 

Comentar con facebook