El planeta rojo pudo haber tenido agua, una atmósfera e inclusive vida, pero se volvió desértico
Analizar otros planetas podría ayudar a conocer mejor la Tierra
Analizar otros planetas podría ayudar a conocer mejor la Tierra

Regeneración 24 febrero 2021. La investigadora de la UNAM Julieta Fierro señaló que analizar otros planetas es una forma de entender a la Tierra.

Agregó que el planeta rojo pudo haber tenido agua, una atmósfera e inclusive vida, pero se volvió desértico.

“Analizar mundos parecidos al nuestro nos podría ayudar a entender y evitar que suceda lo mismo en la Tierra”, señaló Fierro.

También destacó que con los avances tecnológicos se han podido enviar misiones al espacio como es el caso del Perseverante de la NASA.

Este lleva por primera vez un helicóptero para tomar fotografías, detectar rocas y traerlas a nuestro planeta.

LEER MÁS:  A investigación, proveedores involucrados en Pandora Papers

Además, la NASA envió un aparato-laboratorio que va intentar transformar la atmósfera en dióxido de carbono en Marte y así producir oxígeno.

Este sería el primer paso para transformar a Marte en un planeta habitable.

Por su parte, la investigadora del Instituto de Ciencias Nucleares, Antígena Segura recordó que en el siglo XIX, Giovanni Schiaparelli  observó al planeta rojo desde un telescopio y descubrió una Lena red de estructura a partir de las cuales se especuló la posibilidad de que existiera vida inteligente.

A principios del siglo XX los trabajos de Percival Lowell fomentaron la idea de que existía una civilización marciana.

LEER MÁS:  Caen los primeros dos experitos por alterar pruebas del caso Ayotzinapa

Fue hasta 1975 cuando se descubrió que Marte estaba desierto pero se buscó vida a través de organismos marcianos.

En ese momento ya no se pensaba en una civilización marciana sino en microbios que pudieran sobrevivir en Marte.

Finalmente el investigador José Franco López dijo que las misiones a Marte también dejan aportaciones tecnológicas que son muy importantes.

Algunas aplicaciones que nos han transformado son los satélites meteorológicos, de exploración remota, los sistemas de posicionamiento global (GPS) y los que se usan en comunicaciones y en defensa (para medir el nivel del mar, derretimiento de los hielos, incendios y atención a desastres).