En redes sociales comenzaron a debatir sobre el actuar de los medios de comunicación al interrumpir el mensaje de Trump

Regeneración 6 de noviembre de 2020.  Televisoras y radiodifusoras en Estados Unidos interrumpieron el discurso del actual presidente Donald Trump argumentando que sus dichos eran falsos.

Tras el hecho, en redes sociales comenzaron a debatir sobre el actuar de los medios de comunicación, algunos usuarios están a favor, otros en contra.

Muchos señalaron que la interrupción del mensaje de Trump es censura.

Censura de medios

El productor Epigmenio Ibarra se declaró en contra del actuar de los medios y aseguró que “en el silencio la democracia no sobrevive”.

Por su parte, el periodista Álvaro Delgado indicó que la labor del gremio periodístico no es ser “tutores de la sociedad” y cuestionó que se oculte información a la ciudadania.

Afirmó que aunque no se esté de acuerdo con la información, desde la comunicación no se la puede “escamotear”.

Simón Levy, fue otro de los personajes que se pronunció en contra de “la censura” y lamentó que algunos periodistas mexicanos hayan “celebrado” el actuar de esos medios.

El diputado Fernández Noroña opinó que el corte de la transmisión era una “afrenta” a la investidura presidencial.

No es censura

La periodista Dolia Estévez dijo que el actuar de las televisoras no es “censura” sino una “prerrogativa de los medios” para decidir “que cubren y que no”.

LEER MÁS:  Juicio político contra Trump sería en febrero

También consideró que Trump estaba comunicando “datos y alegatos falsos”, además “acusó” a los ciudadanos de “intentar robarse” las elecciones.

El analista político Carlos Bravo indicó que comparar la “decisión editorial” de los medios al cortar el mensaje de Trump le parecía una “rara idea”.

La noche del jueves, el periodista Jorge Ramos interrumpió el mensaje del presidente Trump argumentando que estaba diciendo mentiras respecto a supuestos votos ilegales.

LEER MÁS:  Juicio político contra Trump sería en febrero

Durante el programa dijo que interrumpirían la transmisión pues el candidatos republicano no tenía ninguna evidencia sobre sus dichos.