Compartir

China es el primer país en hacer aterrizar con éxito una sonda en el lado oscuro la Luna. La sonda Chang’e realizará ahora experimentos en la superficie

 

China llega al lado oscuro de la Luna con la sonda Chang'e

Regeneración, 3 de enero, 2019. Este jueves, la sonda china Chang’e 4 aterrizó exitosamente en el lado oscuro de la Luna, una zona que no había sido antes explorada.

Esto significa que China es el primer país en hacer aterrizar con éxito una sonda en el área oculta de la Luna.

La sonda La Chang’e 4 envió una primera imagen del lado oscuro de la Luna luego de aterrizar.

China había lanzado la sonda en el cohete Long March 3B el pasado 7 de diciembre desde la base espacial de Xichang, en la provincial de Sichuan.

LEER MÁS:  Mañana se presenciará la Luna más grande de todo el 2019, 'Superluna'

La sonda Chang’e recibió su nombre de la diosa de la Luna en la mitología china, de acuerdo con RT.

Se prevee que la sonda realice mediciones y recolección de rocas que podrían revelar nuevos detalles sobre la región lunar más alejada de la Tierra, la cual tiene una composición diferente a los sitios que ya fueron explorados.

Además, se intentará llevar a cabo un estudio radioastronómico de baja frecuencia de la superficie, así como análisis topográficos y de la composición mineralógica, detallaron Yingzhuo Jia, de la Academia de Ciencias de la Universidad de China y su grupo de trabajo.

También se hará un experimento biológico que permitirá conocer si es posible mantener vida en esa zona de la Luna.

LEER MÁS:  Visibilizan Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia en Twitter

Para este propósito, la sonda trajo consigo semillas de papa y de ‘Arabidopsis’, una planta emparentada con la lechuga y la mostaza, así como huevos de gusanos de seda.

Con el experimento Pekín prevé crear una pequeña ‘biosfera lunar’.

Para lograr esto, la sonda depositará en la cara oculta de la Luna un cilindro de aluminio con las semillas y los huevos. El recipiente contendrá agua, aire, una pequeña cámara y un sistema de transmisión para que los investigadores puedan observar la evolución del proceso desde la Tierra.

​El programa lunar chino consta de tres etapas: la rotación alrededor de la Luna (Chang’e 1 y Chang’e 2), el alunizaje (Chang’e 3 y Chang’e 4) y el retorno a la Tierra (Chang’e 5 y Chang’e 6).

LEER MÁS:  Al menos 50 países apoyan a Maduro; Grupo Lima programa reunión

Por ello, el próximo objetivo de China es que la sonda, en su fase “Chang’e 5”, lleve a la Tierra muestras de la Luna.

En mayo de 2018, el país asiático puso en órbita el satélite de retransmisión Queqiao (puente de la urraca) para establecer un canal de enlace entre el Chang’e 4 y la Tierra, ya que la comunicación directa es imposible.

China planea construir una base en la Luna hacia 2050.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook