Los investigadores detectaron caléndula mexicana (Tagetes lucida) en residuos tomados de 14 vasijas de cerámica maya
vasijas
Científicos descubren sustancia sicoactivas en antiguas vasijas usadas por los mayas

Regeneración, 19 de enero, 2021. Un grupo de científicos identificó la presencia de una planta que no es de tabaco en los antiguos envases con sustancias medicinales que usaron los mayas.

Los investigadores detectaron caléndula mexicana (Tagetes lucida) en residuos tomados de 14 vasijas de cerámica maya.

Los recipientes se enterraron hace más de mil años en la península de Yucatán; contienen trazas químicas presentes en dos tipos de tabaco curado y seco, Nicotina tabacum y Nicotina rústica. 

Los investigadores de la Universidad Estatal de Washington creen que la caléndula mexicana se mezcló con el tabaco para que fuera más agradable al momento de fírmalo.

Con dicho descubrimiento se tiene una imagen más clara de las prácticas de uso de sustancias medicinales de los antiguos mayas.

Además, esta investigación podría ser clave en futuros estudios sobre otros tipos de plantas sicoactivas y no sicoactivas que fumaron, masticaron o inhalaron los mayas.

Investigaciones

Con base en diversas investigaciones se estableció que el tabaco se usó comúnmente en todas las Américas.

Sin embargo, otras plantas se utilizaron con fines medicinales o religiosos y no se han explorado.

“Los métodos de análisis desarrollados en colaboración entre el Departamento de Antropología y el Instituto de Química Biológica nos dan la capacidad de investigar el uso de drogas en el mundo antiguo como nunca antes”, indicó el director de la investigación Mario Zimmermann.

Descubrimiento

El descubrimiento fue posible gracias a un método de análisis basado en la metabolómica; la técnica permite detectar compuestos vegetales o metabolismos en residuos de contenedores.

Previamente, sólo era posible detectar un número limitado de biomarcadores, como nicotina, anabasina, cotinina y cafeína.

Zimmermann ayudó a desenterrar dos vasijas ceremoniales que se usaron para el análisis de 2012 en una excavación dirigida por el INAH en las afueras de Mérida.

Junto con un equipo de arqueólogos se usó la geolocalización satelital; se logró dividir el Hera y buscar en medio de la jungla signos reveladores de edificios antiguos con restos de chamanes.

“Cuando encuentras algo realmente interesante como un recipiente intacto, te da una sensación de alegría”, señaló Zimmermann.

El investigador agregó que se encuentran en negociaciones con algunas instituciones en México; esperan obtener accesos a contenedores más antiguos de la región y así analizarlos.