Compartir

Después de examinar a 4 mil consumidores de refrescos, investigadores de la Universidad de Boston hallaron en todos los casos daño cerebral

Regeneración 14 de octubre de 2017.- Investigadores de la Universidad de Boston, realizaron pruebas con cuatro mil personas que consumían en cantidades excesivas refrescos, edulcorantes y zumos de fruta, comprobando en todos los casos el deterioro de la memoria y la reducción inminente en el tamaño de su cerebro.

“Hemos descubierto que hay un vínculo entre el consumo excesivo de los refrescos dulces y la atrofia cerebral, así como entre la reducción del tamaño de la sección inferior del cerebro y el deterioro de la memoria”, declaró Matthew Pase, de la Universidad de Boston.

En su artículo, publicado en el número de septiembre de la revista Alzheimer’s & Dementia, señalan que dichas personas fueron monitoreadas durante 10 años y los cambios en su IQ y otros indicadores intelectuales mostraron una disminución notable.

Además, el grupo investigador asegura que el consumo de más de una o dos porciones de refrescos, zumos o edulcorantes al día provoca una serie de problemas cerebrales. El tamaño del cerebro de las personas examinadas era 1% menor de lo normal. Ellos recordaban 6% menos información de aquellos que no bebían refrescos.

 

Con información de Sputnik

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook