Compartir

En Argentina, trabajadores de aplicaciones (apps) , se organizaron y crearon su propio sindicato para luchar contra la precariedad laboral que impone este nuevo sistema de trabajo

Regeneración, 26 de octubre de 2018. Trabajadores argentinos de aplicaciones como Rappi, Glovo y Uber se organizaron para crear su propio sindicato, el objetivo es luchar contra la precariedad laboral que impone este nuevo paradigma de empleo.

Su organización se llama Asociación de Personal de Plataformas (APP, las siglas hacen referencia a las aplicaciones para celular que se usan para dar este servicio), el sindicato realizó su registro en la Secretaria de Trabajo de Argentina, el fin es organizar a los trabajadores que transportan productos y personas.

LEER MÁS:  Una joven fallece al ser alcanzada por un rayo en Argentina

El pasado mes de julio, los repartidores de Rappi, realizaron un paro y fue ahí cuando empezaron a organizarse para discutir cómo mejorar sus condiciones laborales.

Los trabajadores plantearon darle legitimidad a sus reclamos, así como buscar mejoras en sus condiciones. Detallaron que las empresas son quienes deciden las tarifas y las comisiones por los envíos, pero los que pagan los impuestos son los empleados.

“Fuimos convocados a participar de las plataformas con consignas como sé tu propio jefe. Pero rápidamente comenzamos a darnos cuenta que las aplicaciones funcionaban gracias a nosotros, y no podíamos decir nada. Y que lo mismo le sucedía a los de Glovo, a los de Uber, a todos los que trabajan para una plataforma”, detalla un comunicado del nuevo sindicato.

LEER MÁS:  Retos globales y la reconstrucción de México

“Estas empresas deciden las tarifas, las comisiones y nos obligan a tributar por las operaciones comerciales por las que ellos son responsables. Trabajamos sin seguro de riesgos, sin salario fijo”, explicaron.

Detallaron que el ingreso a las plataformas es seguro pero no cuentan con un salario fijo, lo que los obliga a realizar jornadas extensas para lograr un sueldo aceptable. Además de esto, acusaron que son ellos quienes tienen que comprar los uniformes y las cajas de los traslados con la publicidad de la empresa.

LEER MÁS:  Retos globales y la reconstrucción de México

“La plataforma sólo permite que los clientes nos califiquen a nosotros, ¡pero no a las propias plataformas! Nuestros celulares están llenos de insultos y bajas calificaciones que luego las plataformas utilizan para asignarnos peores viajes”, denunciaron.

“Ningún sindicato ya establecido va a poder sentir lo que sentimos los trabajadores de las plataformas, porque este es un nuevo sistema de trabajo, totalmente destructivo. Este es el primer sindicato de plataformas de transporte en América”, dijo Roger Rojas, trabajador de Rappi al medio argentino Página 12.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook