Defiende Camacho Quiroz a diputadas: no gritaron ‘eh, puto’, sino ‘bruto’

El coordinador del PRI en San Lázaro dijo que no hay disculpa, porque no hubo agravio.

 

Regeneración, 14 de noviembre de 2017.- César Camacho Quiroz, coordinador de los diputados del PRI en San Lázaro, rechazó que las diputadas de su bancada hayan agredido con el grito homofóbico al legislador de Monera, Mario Ariel.

Según el priista, las mujeres no gritaron “eh, puto” como se ha difundido, sino “eh, bruto”, por lo que no hay agravio que perseguir.

“El PRI no agravió. El PRI va a seguir ciñéndose a la ley y al Código de Ética, y que nos someteremos al escrutinio, pero para que quepa desagravio, tiene que haber agravio, y el PRI no agravio a nadie en los términos que se están diciendo, No va haber disculpa, porque no hay agravio”, afirmó.

LEER MÁS:  Morena exige disculpas por grito homofóbico; PRI responde que no se disculpará

“A juicio nuestro no implica ningún agravio. Las diputadas consideraron que era una manera de reaccionar frente esta actitud nada viril y por el contrario ofensiva y provocadora de quien estaba haciendo uso de la palabra”.

Luego de que las legisladoras gritaran al morenista, diversas personas y organismos las criticaron y calificaron de inaceptable su comportamiento.

Tan sólo ayer, Ricardo Raphael consideró que las legisladoras deberían ser expulsadas de sus comisiones, especialmente dos que integran la Comisión de Derechos Humanos y Violencia de Género.

“Tengo para mí que este episodio no debería quedar impune”, escribió Raphael. “(Las) diputadas habrían de ser expulsadas de las comisiones que desempeñan. No merece el país que cuenten con beneficios por trabajar en temas relativos a los derechos humanos, la equidad de género o el avance de las mujeres”.

LEER MÁS:  'Está de moda culpar al Gobierno de todo', se queja vocero de Peña, Eduardo Sánchez

Además, el pasado domingo, el Consejo Nacional para la Prevensión de la Discriminación (Conapred) exhortó a los diputados federales para que en las manifestaciones que realicen en el ejercicio de sus funciones, eviten “reproducir prejuicios y estereotipos negativos.

En un comunicado calificó de “doblemente gravoso” que este grito “homofóbico” se traslade del estadio al Congreso de la Unión, espacio público de un sistema democrático que, por tanto, está llamado a guardar la máxima aspiración incluyente.

Está claro que para el PRI no es importante poner en claro su postura contra la discriminación, como también apunto Raphael.

LEER MÁS:  A Peña no le hicieron, ahora PRI hará exámenes a quien quiera ser candidato

“Resultaría también imperativo que su partido se deslinde explícitamente de las actitudes exhibidas y las margine de sus filas”.

Vía El Universal

Comentar con facebook