Detienen a exsubsecretario de Sedatu, ligado a la Estafa Maestra

Estafa Maestra. Juan Carlos Lastiri Quirós, cercano a Rosario Robles, fue detenido por elementos federales en Puebla, confirmó gobernador de ese estado


Regeneración, 30 de octubre del 2019. El exsubsecretario de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Juan Carlos Lastiri Quirós, señalado como partícipe del caso de la Estafa Maestra, fue detenido en Zacatlán, Puebla, y trasladado al reclusorio Oriente.

Así lo confirmó el gobernador de la entidad, Miguel Barbosa, sin embargo, anunció que, hasta el momento, desconocen los delitos que se le imputan.

El mandatario poblano pidió que se aplique la ley si se le comprueban anomalías:

LEER MÁS:  ‘Ni Susana Distancia los para’;Tatiana Clouthier sobre mensaje fake

“Los delitos que se le imputan aún no se le corroboran, todos suponen que son por los asuntos relacionados por el manejo indebido de los diferentes programas federales que se dieron desde Sedatu; es lo que se especula, es lo que puedo opinar y bueno que se aplique la ley”, señaló Barbosa.

Detención por la mañana
La detención del exsubsecretario de Sedatu se realizó cuando éste se encontraba haciendo ejercicio alrededor de las 7:00 horas de este miércoles.
La Fiscalía General de la República (FGR) cumplió una orden de aprehensión.
Aunque en un inicio trascendió que se había tratado de un “levantón” por parte de un comando.
Sin embargo, con la declaración del gobernador se confirmó que en realidad se trató del cumplimiento de una orden de aprehensión.
Ésta la giró el juez Felipe Delgadillo Padierna, el mismo que lleva el caso de Rosario Robles.
Juan Carlos Lastiri era un personaje muy cercano a Rosario Robles Berlanga, quien lo designó subsecretario en la Sedesol y en la Sedatu durante el sexenio de la administración pasada.
Fungía como subsecretario de Prospectiva, Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional en la Sedesol y se le vincula al caso de la Estafa Maestra.
Él habría firmado uno de los convenios bajo sospecha por 338 millones de pesos, mismo por el que lo investigaron por la auditoría 246 y que derivó en una primera denuncia penal en octubre de 2015.