Documentos judiciales señalan que Emilio Lozoya era ‘doblemente’ corrupto

En el documento de los cargos contra el exdirector de Pemex Emilio Lozoya, se alega que era tan corrupto que desvió dinero de un soborno destinado al PRI para adquirir una casa para su familia

Regeneración, 7 de julio de 2020. El día de ayer la fiscalía dio a conocer documentos de las acusaciones contra Emilio Lozoya Austin, después de que España autorizó su extradición para que enfrente cargos equivalentes a lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa. Sin embargo, podrían aplicársele cargos distintos a los que se le fincaron para ser arrestado en España. Lozoya sostiene que no hizo nada ilegal.

Las autoridades mexicanas han dicho que Lozoya ofreció hablar sobre sobornos millonarios que habría pagado la constructora brasileña Odebrecht, y sobre la adquisición por parte de Petróleos Mexicanos de una planta de fertilizantes a un precio inflado en 2015.

LEER MÁS:  Lozoya habría usado esquema de La Estafa Maestra contra Pemex

Según documentos judiciales divulgados, Lozoya (que en ese momento era coordinador de la campaña de Peña Nieto) le pidió 4 millones de dólares a Odebrecht para la campaña del PRI en 2012, y luego se gastó la mitad en una propiedad a nombre de su esposa.

De abril a junio y en noviembre “la compañía depositó hasta 8 transferencias por un total de 4 millones de dólares en cuentas vinculadas a la familia de Lozoya, pero parte de dicha cantidad se destinó el día 23 de agosto de 2012 a la compra de un inmueble por 1,9 millones de dólares en la ciudad turística de Ixtapa-Zihuatanejo, la compra fue a nombre de Marie Helen Eckers, esposa de Lozoya.

2013, el mejor año para Lozoya

En los documentos judiciales se afirma que Odebrecht presuntamente le ofreció 6 millones de dólares en sobornos con el fin de que le consiguiera un contrato para renovar una antigua refinería. A la larga la firma brasileña le habría pagado 5 millones de dólares.

LEER MÁS:  Dos expresidentes del PRI, investigados por caso Lozoya

La empresa Altos Hornos de México, que posteriormente le vendió a Pemex una planta de fertilizantes a un precio inflado cuando Lozoya dirigía esta ultima, presuntamente le pagó 3,4 millones de dólares en 2012. Una vez más, el exfuncionario utilizó 2,58 millones de ese dinero para adquirir una propiedad en un elegante vecindario de la Ciudad de México.

Lozoya, que dirigió Pemex de 2012 a 2016 durante el gobierno de Peña Nieto, siempre ha negado haber cometido delito alguno, pero huyó de México y estuvo prófugo un mes en el extranjero. La policía española lo arrestó en la ciudad sureña de Málaga en febrero.

 

Con información de AP