Empresa canadiense Almaden engaña a pobladores de Ixtacamaxtitlán

    A través de sus empresas filiales, la canadiense Almaden Minerals tiene concesionadas 56 mil hectáreas de terreno en el municipio de Ixtacamaxtitlán en los predios Caldera 3-A, Caldera 3B, ambas del 21 de noviembre de 2012 con vencimiento en el mismo día y mes, pero del año 2062

    Por Leticia Ánimas

    almaden

    Ixtacamaxtitlán, Pue. 18 de abril de 2016.– La empresa canadiense Almaden Minerals ha engañado a las autoridades mexicanas sobre su proyecto de exploración en el municipio de Ixtacamaxtitlán debido a que ha realizado un mayor número de barrenaciones y a mayor profundidad, con el consecuente daño a los mantos acuíferos, que las que le había autorizado la SEMARNAT.

    Lo anterior se desprende de una investigación realizada por la organización Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER), que fue  presentado esta mañana en la comunidad de Santa María Sotoltepec ante más de 200 personas, incluidos algunos representantes empresariales como Roosvelt Vázquez, quien siguió el reporte desde la acera de enfrente.

    En el informe se da cuenta que mientras a las autoridades mexicanas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la minera le daba una información, a sus socios y a la SEC (Security and Exchange Commission) -la  agencia encargada de la supervisión de los mercados financieros en Estados Unidos- le deba otra, muy distinta.

    Entre las irregularidades encontradas en la etapa de exploración están la cantidad de perforaciones; la profundidad de las mismas y las afectaciones al acuífero; el área de afectación y las fechas de las perforaciones, se detalla en el documento “Evaluación de Impacto en Derechos Humanos”.

    Por ejemplo, se dijo a los más de 200 asistentes a la cancha techada del poblado que en sus informes preventivos de las etapas Ixtaca, Ixtaca II, Ixtaca III e Ixtaca III Bis presentados a la SEMARNAT, Almaden solicitó autorización para realizar 291 barrenaciones, en tanto en un informe dado a conocer a sus socios precisó que del año 2010 hasta el 2014 había hecho 423 barrenos en busca de oro y planta en suelos de esta demarcación.

    almaden1

    A sus socios y a la SEC los mineros canadienses les reportaron que ellos empezaron a hacer perforaciones desde el año 2010, sin embargo el primer informe preventivo presentado a las autoridades mexicanas es de octubre de 2011. “Es claro que ellos no tenían autorización para realizar las primeras perforaciones”, se dijo.

    Debido a que las barrenaciones fueron más profundas que lo autorizado, ya que según indicaron a sus socios llegaron hasta 800 metros bajo tierra, es evidente que hay una “potencial contaminación de los mantos superficiales y subterráneos, por drenaje ácido y metales pesados”, además de efectos negativos sobre el suelo, el paisaje, la flora y la fauna.

    De concretarse el proyecto de explotación de minera, Almaden abrirá un tajo a cielo abierto de más de mil metros de largo, casi mil metros de ancho y una profundidad de cientos de metros;  al finalizarlo habría almacenadas 165 millones de toneladas de residuos roca en cinco estructuras separadas del tajo.

    Además de una Pila de Almacenamiento de Baja Ley de unos 19 millones de toneladas por cada uno de los 9 primeros años de explotación, que a partir del décimo se reducirían a 8 toneladas hasta el final de vida de la mina tras 13 años de trabajo.

    “En las muestras de suelo en el depósito Ixtaca se encontraron concentraciones elevadas de arsénico, mercurio, antimonio, cobre y plomo… que muy probablemente estén presentes en los residuos der roca extraídos y almacenados en este lugar y que prodían filtrarse durante la erosión del residuo de roca”, se agregó.

    El área de afectación por polvo y por ruido alcanzará 5 kilómetros a la redonda. Además de que se afectan los derechos humanos a un medio ambiente sano; al agua y a la salud

    Tras escuchar el reporte de PODER y hacer mesas de trabajo, los participantes en el encuentro acordaron entregarlo al presidente municipal de Ixtacamaxtitlán y exigirle, otra vez, que cumpla su compromiso de campaña de negar a la minera los permisos de uso de suelo e impedir que haya actividades extractivas, pero otra vez, indicaron, lo que se tiene que hacer es correr a los mineros.

    Este medio buscó la posición de la Almaden Minerals respecto al informe que acababa de escuchar el encargado del proyecto Roosvelt Vázquez, pero se negó a dar una entrevista, con el argumento de que “programaría” el encuentro, porque a ellos “les gusta hacer todo en orden”.

    A través de sus empresas filiales, la canadiense Almaden Minerals tiene concesionadas 56 mil hectáreas de terreno en el municipio de Ixtacamaxtitlán en los predios Caldera 3-A, Caldera 3B, ambas del 21 de noviembre de 2012 con vencimiento en el mismo día y mes, pero del año 2062.

    Desde abril del año antepasado, la empresa informó a sus socios haber terminado la exploración en el proyecto “Tuligtic” donde hizo más de 400 barrenaciones y determinó que hay 1.35 millones de onzas probadas de oro en los yacimientos: Ixtaca, Ixtaca East, Caleva, Azul Zone y Sol Zone, muy cerca de las comunidades de Tuligtic, Zacatepec, Xiuquenta y Santa María Sotoltepec.