Miles de trabajadores españoles salieron a las calles para protestar contra las políticas laborales del gobierno con la consigna de ‘primero el pueblo y sus derechos’.

 

marcha españa

Regeneración, 18 de diciembre de 2016.- Miles de españoles se unieron a la marcha que convocaron los dos principales sindicatos, la Unión General de Trabajadores (UGT) y Confederaciones Obreras (CCOO); y marcharon contra las políticas laborales de los últimos años en el país ibérico.

La marcha de hoy es el inicio de un proceso de movilizaciones sostenidas que se llevarán a cabo en las principales ciudades españolas, mismas que cuentan con el apoyo de los partidos de izquierda, como el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Podemos, entre otros.

Los gremios denunciaron que los recortes al gasto público y las reformas laborales aplicadas por el gobierno conservador a fin de lidiar con cinco años de crisis económica perjudiciaron los derechos labotales de los trabajadores y el poder adquisitivo.

LEER MÁS:  España reporta escasez de vacunas Covid-19; pospone aplicación de dosis

Al repecto habló el portavoz del PSOE, Alberto Garzón, quien indicó que se sumaron a las movilizaciones para impulsar iniciativas como que «los trabajadores de las subcontratas tengan las mismas condiciones laborales que los de la empresa matriz».

Por otro lado, Iglesias afirmó que son “incapaces de solucionar el problema del paro y la precariedad”, no sólo atacan los derechos, sino que cuestionan “las bases sociales de la democracia”.

Durante la manifestación hubo presencia de 30 mil personas, según los sindicatos. La mayoría de las pancartas exhibidas por los manifestantes aludían a los recortes sociales y a la reducción de salarios. «Violencia es cobrar 600 euros», «su botín es mi crisis», «por meter la PPata quedó cojo el PPirata» y «PPeor: falso, corrupto y tiranosarios» son algunos de los lemas que se podían leer.

LEER MÁS:  Pedro Sánchez le desea pronta recuperación a AMLO

Mientras tanto el gobierno de Rajoy, del Partido Popular (PP), tiene como prioridad aprobar un presupuesto que cumpla con las metas de déficit impuestas por la Unión Europea, que significarían la misma lógica de recortes laborales y bajos sueldos.

El portavoz de la UGT, Josep Maria Álvarez, subrayó que la convocatoria de hoy es el «inicio de un proceso de movilizaciones que será sostenido durante el tiempo que sea necesario, lo que dependerá de la capacidad del Gobierno no solo de diálogo, sino de negociar y acordar».

Vía El periódico extremadura, Infolibre y Milenio.