La organización subraya que los ataques contra la prensa y la manipulación de la información vulneran las libertades en línea. 

Regeneración, 16 de enero de 2018.- Por los casos de espionaje contra periodistas y activistas así como una mayor vigilancia del gobierno en las comunicaciones de los ciudadanos, México fue calificado como un país «parcialmente libre» por la organización Freedom House. 

Nuestro país fue el peor calificado por el espionaje gubernamental que atacó de manera “abusiva” a periodistas, activistas, políticos y defensores de derechos humanos con el uso del software Pegasus. 

De acuerdo con el documento Freedom on The Net, en México, la violencia contra la prensa y la manipulación de la información en Internet son prácticas comunes que vulneran las libertades en línea. 

“México siguió siendo uno de los entornos más violentos del mundo para los periodistas y blogueros en línea, y el gobierno ha utilizado la inseguridad como una justificación para aumentar la vigilancia. Una serie de investigaciones arrojaron luz sobre las prácticas de vigilancia ilegal en el país, después de que revelaron cómo se abusó de las tecnologías de espionaje digital vendidas exclusivamente a los gobiernos para atacar a periodistas, abogados de derechos humanos, activistas y figuras políticas», destaca el informe de Freedom House, Frredom on The Net. 

LEER MÁS:  Evo, agradecido con Mexico; me salvaron la vida, asegura

«Una serie de revelaciones relacionadas con el aparato de vigilancia de México y el abuso de las tecnologías de espionaje digital destinadas a investigar a criminales y terroristas han planteado serias dudas sobre las prácticas de vigilancia ilegal en el país». 

Asimismo, Freedom House subraya que las peticiones del gobierno a empresas de redes sociales como Facebook, Twitter y Google, para obtener datos de usuarios, aumentaron entre julio y diciembre de 2016.

“Usando la tensa situación de seguridad y la guerra contra las drogas como justificación, el gobierno ha aumentado sus poderes de vigilancia. Una serie de investigaciones arrojaron luz sobre el uso indebido por parte de México de las tecnologías de espionaje digital destinadas a perseguir a criminales y terroristas», señala Freedom House. 

LEER MÁS:  Vamos a lograr desterrar la corrupción de nuestro país: AMLO

Señaló que los Ataques de Denegación de Servicio Distribuido (DDoS) sufridos por sitios como Más de 131, Rompeviento.tv y Radio Zapote son también un instrumento utilizado para limitar la libertad de expresión.

“Los ataques técnicos se han convertido en una táctica central en los intentos de suprimir la libertad de expresión en México, y los perpetradores lo hacen con relativa impunidad».

La organización subrayó que en México aún existen barreras de acceso entre zonas rurales, urbanas por lo que continua la brecha digital. 

 

 

Con información de Huffington Post