Compartir

Donald Trump perdió parcialmente el control en las elecciones intermedias de EU, donde los demócratas retomaron la Cámara de Representantes

 

Regeneración, 07 de noviembre de 2018.- Republicanos y demócratas se dividirán los dos principales órganos legislativos de Estados Unidos tras darse a conocer los resultados de las elecciones intermedias, en las que Donald Trump perdió parcialmente el poder.

Con una participación sin precedentes, los demócratas ganaron la mayoría en Cámara de Representantes, con 50.3% sobre 44.4% de los republicanos.

En el Senado, los republicanos retuvieron el control, con 51 por ciento de las preferencias contra el 43 por ciento de los demócratas y 2% de otros partidos. Aún falta por definir 4 de los 100 puestos.

Aunque no se vio la “ola azul”, como llamaban algunos a la votación masiva por los demócratas, ganaron iniciativas planteadas desde las minorías:

LEER MÁS:  7 mujeres y 5 hombres decidirán el futuro de el Chapo Guzmán

Colorado tendrá al primer gobernador abiertamente gay; un par de musulmanas llegarán por primera vez al Congreso y la primera nativa americana llegó al Congreso por Nuevo México.

En Nueva York, Alexandra Ocasio Cortez, latina y “socialista democrática”, también será la mujer más joven en la Cámara de Representantes. En tanto, Jesús Chuy García, de origen mexicano, también sumó a las fuerzas demócratas y defensoras de migrantes.

Además de los 435 puestos de la Cámara de Representantes y 35 puestos (de los 100) en la Cámara de Senadores, estuvieron en juego 36 gubernaturas.

También se votaron iniciativas ciudadanas en varios estados, entre ellas, la despenalización de la Marihuana aprobada en Michigan; en disputa en Dakota del Norte, y aprobada para uso medicinal en Missouri y a la espera de resultados en Utah.

Según el Whashington Post los factores más importantes para decidir en estas elecciones fueron Donald Trump, y la salud, economía y migración.

LEER MÁS:  Sube a 11 cifra de muertos en tiroteo de sinagoga de Pittsburgh; identifican a agresor

El que la Cámara de Representantes regrese a los demócratas, quita poder a Donald Trump, quien en los últimos dos años ha disfrutado de un poder casi total.

“El triunfo obtenido por el Partido Demócrata en la Cámara de Representantes en las elecciones de mitad de período celebradas este martes significa el fin de la hegemonía republicana en el Poder Legislativo y puede cambiar significativamente la dinámica política en el país”, resaltó la BBC.

Hasta ahora, el poder judicial había sido el principal órgano de control sobre Trump.

“(Ahora), los demócratas podrán bloquear la agenda legislativa de Trump y obligar al Senado a votar sobre algunas leyes progresistas populares. Probablemente estas no serán aprobadas, pero les darán a los demócratas una nueva plataforma para mostrar sus propuestas”, señaló Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en Washington.

LEER MÁS:  Trump arremete contra el ejército mexicano por no detener a la Caravana Migrante

Además se espera que con la llegada de la mayoría demócrata, haya un mayor escrutinio sobre la Casa Blanca.

Casos como las investigaciones de la injerencia rusa, la investigación de los bienes de la familia Trump, la posible evasión de impuestos, entre otras acusaciones. Pero no sólo eso, los nuevos poderes de supervisión de los demócratas les permitirán investigar, citar y obligar a comparecer a los altos cargos del gobierno para que rindan cuentas sobre los asuntos más polémicos.

El ambiente es polarizado con las Cámaras divididas, pero esto no significa necesariamente un bloqueo, como sucedió en la última etapa de Barack Obama, quien tuvo que recurrir a las órdenes ejecutivas para gobernar.

La nueva situación podría obligar a republicanos y demócratas a negociar y a entenderse para sacar adelante sus respectivas iniciativas.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook