Compartir

El presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso de Nayarit, Javier Mercado, dijo que Roberto Sandoval obligó a legisladores priistas a cambiar la ley para “blindarlo”. 

Regeneración, 12 de enero de 2018.- El exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, obligó a priistas del Congreso local a que modificaran la Constitución para “blindarlo” y evitar demandas en su contra, asegura el presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso de Nayarit, Javier Mercado.

“Hubo una reforma después del 4 de junio, que es cuando gana el actual gobierno, y la reforma que fue aprobada por la mayoría de los diputados de la anterior Legislatura derogó un párrafo de la Constitución que facultaba para que se pudieran iniciar asuntos de tipo penal en contra de los exmandatarios. Eso fue lo que pasó, por eso estamos limitados como Congreso”, comentó en entrevista para Aristegui Noticias.

LEER MÁS:  Candidata del PRI que ofreció Pack, se retracta y dice que la malinterpretaron

Así, al exgobernador solo se le podría inhabilitar hasta por 20 años para ejercer cualquier cargo público.

“Estamos limitados, eso sí, en la sanción, porque no va más allá de lo que nos marca la Constitución, que es: o destitución del cargo en caso de proceder para algunos funcionarios y/o la inhabilitación en caso de que proceda también. No nos da más margen la Constitución como Congreso para poder sancionar a servidores públicos o exservidores públicos”.

Cabe mencionar que el pasado miércoles 10 el Congreso de Nayarit inició juicio político contra el exmandatario nayarita.

Además, Javier Mercado recordó que un colectivo y varios ciudadanos más presentaron una denuncia de juicio político contra Sandoval por los delitos de desvío y manejo indebido de recursos públicos, enriquecimiento ilícito, encubrimiento y cohecho.

LEER MÁS:  Ya es oficial, René Juárez Cisneros reemplaza a Ochoa Reza como dirigente del PRI

El legislador indicó que, para enjuiciar a Sandoval, el poder Legislativo “va a conformar una comisión especial, que es la Sección Instructora, integrada por cuatro diputados de diferentes partidos políticos. Ellos serán los que harán las veces de Ministerio Público, serán los que recibirán más pruebas, los que citarán a comparecer tanto a los señalados como a quien demanda; habrá una etapa de alegatos, se reunirán las pruebas suficientes para poder armar una carpeta de investigación que esté debidamente sustentada con toda la información que den los comparecientes”.

Añadió que “posteriormente esta Sección Instructora turnará la carpeta a una Sección de Enjuiciamiento, también conformada por cuatro diputados de los diferentes partidos políticos, y ellos serán los que dictarán una sentencia en cuanto a las pruebas recabadas. Este dictamen de la Sección de Enjuiciamiento pasará al Pleno del Congreso de Nayarit que se erigirá como Gran Jurado”, puntualizó.

LEER MÁS:  Aurelio Nuño se salva de ser despedido de la campaña de Meade

Asimismo, indicó que este proceso podría tardar hasta un año y dijo que como legisladores no pueden obligar al exmandatario a que comparezca cuando se le cite a declarar.

“No podemos forzarlo a que venga. El señor puede ser citado, y si no acude a la cita pues, es como los juzgados: si alguien es citado para que exponga lo que a su derecho convenga y la persona no asiste, luego entonces se declara que lo que se le está imputando es cierto. Es necesario que asista y que dé la cara. Dice por ahí el viejo dicho que ‘el que nada debe nada teme’”.

 

Vía Proceso

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook